Air Max Zero, en busca del modelo perdido

Graeme McMillan, el diseñador de Nike nos explica la importancia de las Zero en la cultura sneaker
-
Graeme McMillan y Tinker Hatfield con sus Nike Air Zero (Cortesía de Nike)  -  (Foto: Graeme McMillan y Tinker Hatfield con sus Nike Air Zero (...)

Desde 1987 los Nike Air Max están entre lo más vendido de la marca del swoosh. Pero, ¿que ocurriría si les dijeramos que existía un prototipo antes de las Nike Air Max 1 del famoso Tinker Hatfield que no vió jamás la luz? Tres décadas más tarde, el director de Nike, Graeme McMillan, y el propio Hatfield han revivido los bocetos para crear unos tenis revolucionarios: los Nike Air Zero. Platicamos con McMillan sobre tan revolucionario calzado:

¿Cómo surgieron los Air Max Zero?

En 2014, Nike celebra el cumpleaños de la familia Air Max con el primer Air Max Day. Para 2015 queríamos hacer algo especial. Comenzamos con una búsqueda de los archivos, donde volvimos a ver todas las ejecuciones que habíamos hecho en el pasado alrededor del Air Max. Queríamos encontrar algo que diera relevancia a los Air Max con la cultura e innovación contemporánea. Eso nos llevó a un boceto de lo que se convirtió en el Air Max Zero.

¿Cómo encontró el boceto dentro de los archivos?

Estaba en los archivos para una reunión diferente, un par de meses antes de este proyecto. Tenían una retrospectiva de Air Max en la pantalla, con los primeros prototipos y muestras de los diferentes modelos. Hubo una gran cantidad de archivos y prototipos para explorar. Era como una excavación arqueológica en términos de estos elementos que no llegas a ver a menos que investigues a profundidad.

Yo había visto el boceto antes de la visita a los archivos, aunque no sabía su importancia. Uno de los otros miembros de nuestro equipo descubrió que en realidad era una idea temprana de los Air Max 1 y luego trajo esa idea al equipo de diseño. El dibujo era algo que nunca fue realizado. Pensamos que sería genial si pudiéramos compartir esto con el mundo y dar mayor información acerca del desarrollo de la franquicia.

¿Qué pensaste cuando viste por primera vez el boceto y escuchaste la historia que lo acompañaba?

Mi primer pensamiento fue que se parecía a una versión más moderna de los Air Max 1 de cierta manera. Es un poco más simple en términos de diseño. Pero tenía tantos detalles que terminaron integrándose a los zapatos que vinieron después. Después de hablar con Tinker Hatfield, nos enteramos de que se consideraron todos los detalles de la zapatilla para lograr esta idea de comodidad y ajuste. 

 

También podría interesarte:
30 años despegando con Air Jordan
• 
La evolución de Air Max

 

¿Cómo sintió tener la responsabilidad de tomar un boceto de hace más de 30 años, por un diseñador como Hatfield, y convertirlo en un producto real?

Es un poco intimidante tomar un boceto de uno de tus héroes del diseño y alguien que es una figura tan importante en la cultura del sneaker. Hay una responsabilidad para hacerle justicia al diseño de manera que sea fiel a la intención original, y también añadir otro elemento de innovación mediante la construcción de una zapatilla de una manera que no fue posible en 1987. Básicamente tomamos conceptos alrededor de la comodidad, ajuste y ligereza y los integramos con algunos métodos contemporáneos de producción e innovación. Por ejemplo, la construcción, la malla, y la tecnología Nike Flyknit no existían en aquel entonces. Así que teníamos toda una caja de herramientas de diferentes diseños y novedades que podían aplicarse a este concepto. En mí opinión, tenía que volver a esa idea inicial, algo lo suficientemente cómodo como para usar todo el día.

¿Nos podrías indicar cuál fue el proceso de diseño del Air Max Zero de principio a fin?

Empezamos con el boceto de 30 años de edad. Todo lo que teníamos que hacer era darle vida. Había un par de consideraciones que atacamos desde el principio; "¿Cómo construimos el zapato de manera relevante que apoye la intención del diseño?". También tuvimos que decidir qué suela y entresuela íbamos a utilizar. Casualmente acabábamos de terminar el diseño de los Air Max 1 Ultra Moire, los Air Max más ligeros que hemos hecho porque están hechos de espuma de Phylon. Una vez aclarado, era cuestión de explorar diferentes materiales y métodos de construcción para la parte superior. No queríamos algo convencional de cortar y coser. En su lugar se aplicaron capas delgadas a las mallas. Esto nos permitió construir la estructura y dar el soporte necesario. También utilizamos una malla con hilo de monofilamento, que no estaba disponible en 1987. Esto nos permitió integrar un empeine limpio sin sacrificar la transpirabilidad. Tiene un efecto de dos tonos para una mejor dimensión.

¿Cómo se sintió Tinker sobre la construcción del zapato mediante la innovación contemporánea?

Tinker dio un gran apoyo en el concepto, ya que cuando originalmente dibujó el boceto, no sentía que tuviera el material para crear la parte delantera del zapato.

Por favor, describa a los Air Max Zero y su ideología en una sola palabra.

Disruptivo.

Ahora ve
No te pierdas