Cosas que ya no puedes tener en tu casa

Sencillamente hay objetos que todo adulto que se precie debe dejar de lado
-
Fight Club (David Fincher, 1999)  -  (Foto: Fight Club (David Fincher, 1999))

Un colchón en el suelo

Porque no eres un joven estudiante viviendo la bohemia parisina en un ático. 

Un cuadro en blanco y negro con algo de color

Sabemos que esa "pieza de arte" donde aparece un solitario bus rojo en una lluviosa avenida londinense lo has comprado en una tienda donde había mil iguales. Uno: Ese efecto está copiado de películas como la Lista de Schindler. Dos: Compra algo de arte, por favor. 

Un librero sin libros

John Waters dijo una vez: "Si conoces a alguien, vas a su casa y no tiene libros. No te lo cojas". ¿No queremos parecer incultos ni que nos ocurra eso, verdad?

Póster de Pink Floyd

Entre esos rayos que impactan contra el cristal negro, vemos claramente que no has escuchado tanta música como crees. Aplica lo mismo para Bob Marley. Además, es básico enmarcarlos para no parecer un eterno adolescente.

Un sofá-cama 

O una cosa o la otra, pero nunca algo que no cumpla ninguna de sus dos funciones. La incomodidad de este invento del diablo es algo que debe desaparecer de tu sala. Hazlo por las vértebras de tus visitas.

Platos y vasos de plástico

A no ser que tengas niños que rompan tus vajillas sistemáticamente o tengas un inmenso jardín dónde hacer fiestas con antorchas, tener estos engendros coloridos dice mucho de tu responsabilidad y de tu pulso.

Plantas falsas

Otro amigo de plástico que se debe ir. Los vegetales de mentira enseñan al mundo que todo lo que depende de ti, muere. 

Cama destendida

Literalmente te toma menos de un minuto hacer ese trabajo y te ayuda a comenzar bien el día.

Instrumentos de plástico

Los solos de Guitar Hero no son reales aunque requieran ultravelocidad dactilar. Pero créenos, eso no va a impresionar a ninguna mujer. ¿Sabes qué sí lo hace? Una guitarra real.

Un paquete de papel de baño abierto

Este paquete mirará fijamente a los ojos de tus huéspedes y les preguntará: "¿Por qué no estoy en un cajón?".

Juego de cama barato

Esto es algo en lo que debes invertir, sí o sí. Pasarás en la cama la mayor parte de tu vida, así que procura que ese lugar sea sofisticado.

Muebles de plástico supuestamente temporales

A no ser que te mudes cada mes, cosa bastante improbable, no debes tener cajas de plástico para guardar la ropa. Básicamente, no decoran.

Una bicicleta en el pasillo

Tu vehículo propulsado por pedales es el peor anfitrión nada más entrar en una casa. No saluda y obliga a bailar el limbo para esquivar su manillar. Búscale un espacio y que no entorpezca.

Ceniceros de bar

Sabemos que los has robado...

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas