Montblanc, la técnica del maestro

La técnica de pintura de Leonardo da Vinci regresa con la nueva colección de piel Sfumato de Montblanc
-
Fotografías cortesía de Montblanc  -  (Foto: Fotografías cortesía de Montblanc)

Basta con imaginar esos talleres de peletería del Renacimiento, muchísimos años antes de la Revolución Industrial, sin tecnología ni máquinas modernas, para saber que el proceso de trabajo con los artículos de piel era el más detallado que ha existido en la historia. El virtuosismo de los maestros peleteros era puesto a prueba en cada pieza y el resultado era impresionante, tanto que ahora muchas se encuentran exhibidas en museos. 

Con esto en mente, Montblanc reconoció la importancia de mezclar esta experiencia de años con las habilidades propias de su peletería en Scandicci, en las afueras de Florencia. Manufactura tradicional y tecnología se unieron para crear la nueva colección de la marca bautizada con el nombre de Sfumato, en honor a la técnica que empleaba Leonardo Da Vinci en el tratado de la piel.

Cada trozo se pinta a mano para brindar un patinado especial con efecto de sombra. Repiten hasta cuatro veces este proceso que dura de 30 a 60 minutos. El resultado es un fino sombreado que produce transiciones imperceptibles entre los colores y tonos. El más claro ejemplo es la Mona Lisa, donde logra magistralmente la superposición de muchas capas delgadas de pintura con pequeñas pinceladas para eliminar sus líneas. 

El trabajo con piel no es nada nuevo para Montblanc: la empresa ofrece productos en cuero desde 1926 y, para 1935, ya tenía su propia peletería en Alemania. Con la apertura en 2006 de su taller en la ciudad italiana, la marca se posicionó rápidamente como un ejemplo a seguir entre las marcas de lujo por sus habilidades artesanales para curtir productos. 

La colección llegará en tres colores, café, antracita y azul marino, con objetos tan variados como carteras, cinturones, portafolios, monederos y mucho más. Las piezas más grandes de la colección están revestidas de gamuza gris para darle ese toque de sofisticación. Encuentra todo en las boutiques Montblanc.

El proceso

La colección está difivida en tres colores: café, antracita y azul marino.

El proceso se repite cuatro veces por cada una de las piezas para que agarren el tono correcto. Cada paso tarda de 30 a 60 minutos aproximadamente. 

 

Cada pieza cuenta con la garantía Montblanc que implica su logotipo, el cual es montado con una máquina especial para que permanezca en su sitio.

Las pequeñas marcas que se aprecian en la piel comprueban que es auténtica piel de becerro. 

 

La piel de becerro se selecciona con los más altos estándares para que sólo se utilice la mejor en los productos finales. 

 

Sfumato se inspira en la técnica de pintado del Renacimiento para crear distintos tonos. Cada pieza es única y todas tiene su sello Montblanc.

Leer: Consejos para comprar y mantener un traje

Montblanc de colección

Cartera horizontal

De piel de becerro de la más alta calidad, suave al tacto y sensible a rayaduras. 

Maletín

Con nuevo cierre distintivo, asa corrediza, con espacio para laptop y documentos. 

Tarjetero

A prueba de uso rudo, gracias a las pruebas de resistencia que le hicieron. 

 

Cartera vertical

En azul marino, tiene varios espacios para guardar las tarjetas más importantes.

Bolso

Esta pieza multiusos, con interiores de gamuza, está pensada para el uso diario. 

También podría interesarte

Ahora ve
Entrevista con Ruby Rose ( xXx: Reactivado, Orange Is The New Black)
No te pierdas