Los trajes para hombres reales de Suit Supply

Te damos a conocer la nueva campaña de la marca y te contamos un poco de su historia
-
Suit Supply: campaña de otoño-invierno 2015  -  (Foto: Suit Supply: campaña de otoño-invierno 2015)

Suit Supply es una marca joven pero con gran experiencia em la elaboración de elegantes trajes. Es más, en sólo 15 años ha conseguido ponerse a la altura de los grandes emporios sartoriales.

Es por eso que, con el pretexto del lanzamiento de su nueva campaña de otoño-invierno 2015, nos dimos a la tarea de contarte en 9 puntos la evolución de esta marca holandesa y convencerte de porqué comprar uno de sus trajes es una sabia y excelente inversión.

Fue fundada en el año 2000 por el holandés Fokke De Jong, actualmente él sigue al frente de su propia marca.

De Jong comenzó su negocio de sastrería en la cajuela de su coche. Hoy en día, cuenta con más de 45 tiendas repartidas por todo el mundo.

Suit Supply está basado en el pensamiento no convencional y el liderazgo creativo, sello característico de las marcas de los Países Bajos.

Su lema, "Trajes reales para hombres reales", la ha llevado a ser una de las favoritas del gentleman moderno.

Leer: Los 12 mandamientos del nuevo caballero

El servicio de primer categoría junto a la relación estrecha y personalizada con el cliente son aspectos que no pueden faltar en su experiencia de compra.

La silueta, las telas, los detalles y el diseño son algunos aspectos que hacen de estos trajes una magnífica elección.

La arquitectura y localización de sus tiendas siempre es única y ecléctica. De hecho, te recomendamos encarecidamente ir a conocer su flagship store mexicana en Avenida Presidente Masaryk.

Sus campañas publicitarias, como la que nos ocupa hoy, están enfocadas en descontextualizar la formalidad del traje. Mostrando siempre un lado rebelde y divertido.

Su campaña más reciente fue fotografiada por Carli Hermés que retrató la diversión nocturna que se puede llegar a vivir en un club exclusivo.

También podría interesarte

 

Ahora ve
No te pierdas