Unos tenis fundamentales en la historia de la moda

A poco más de una década de lanzar los Achilles, repasamos el éxito detrás del “anonimato” de Common Projects
-
Aydee Cuevas  -  (Foto: Aydee Cuevas)

Al discutir sobre una pieza de culto, toma diferentes aristas hacerlo acerca de cómo se ve, cómo se siente y cómo se usa. Para Peter Poopat y Flavio Girolami, fundadores de Common Projects, hablarlo desde el punto de vista de cómo se usa resulta bastante más sustancioso. Cuando se conocieron a mediados de la década de los 90 (Poopat era director de arte de V Magazine y Girolami, consultor para zapateros italianos), fue como si todo en su vida hubiera ocurrido para llegar ese punto. Después de trabajar en diversos esfuerzos creativos, y de compartir su pasión por los sneakers, tomaron un papel, dibujaron a lápiz y volaron a Italia para enrolarse en el proyecto que los haría trascender.

El plan era simple: crear una alternativa entre los tenis de diseñador y los Nike, dejando a un lado los colores brillantes y logotipos que ofrecía el mercado, y confeccionar uno que hablara más de un estilo de vida que de estilo per se. Fue así que en 2004 surgió el Achilles, un zapato deportivo de color blanco con un número de serie dorado grabado en el talón (son tres grupos divididos en el número de estilo, la talla europea y el color).

"Los uso desde 2006, aunque en ese momento no entendí el concepto de zapato 'simple'. Pero hoy son el mismo zapato que entonces, y comprendí su valor", nos cuenta sobre su experiencia Adam Katz Sinding, de Le 21ème. Opening Ceremony y The News, en Nueva York, y Ships, en Tokio, fueron los primeros en apostar por la marca que ha inspirado y hoy cuenta con más de 200 puntos de venta en el mundo, como Steven Alan en Estados Unidos, Le Bon Marché en Francia y Silver Deer en México.

"Los Achilles en color blanco son, sin duda, una pieza fundamental de la historia de la moda", compartió Robert Hirsh, fundador de Silver Deer.

Common Projects divide sus oficinas entre Benedetto del Tronto, en Italia, y Nueva York, con un equipo pequeño dirigido por sólo dos personas.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas