La historia de cómo Levi's inventó Dockers

Te presentamos un viaje por la historia de Dockers
-
Fernando Forero  -  (Foto: Fernando Forero)

Hace 30 años, nadie habría podido imaginar, mucho menos anticipar, la revolución que traería la llegada de internet y del uso cotidiano de la World Wide Web (www) –introducida en los años 90, y que para su primer año había contectado un millón de computadoras, y de esta manera, a millones de personas–. Y cuando hablamos de revolución, lo hacemos de una que permearía no sólo en la vida y el modo de consumo de las personas, lo hizo también en sus industrias.

En 1986, en medio de este cambio social y tecnológico, nació en San Francisco, California, bajo el cobijo de LS&CO., la firma Dockers, un hito en lo que se refería al menswear casual e inteligente, totalmente democrático e inclusivo. Pero su origen se remonta a un par de años antes, cuando Levis Strauss Argentina creó un pantalón inspirado en el uniforme de trabajo de los obreros marítimos, acuñándolos con el término británico de Dockers.

Poco después, los diseñadores de Dockers Japón los bautizaron como "Docker Pants" y los comercializaron con un éxito inustiado. En 1985, Susan Kilgore, gerente de Mercadotecnia de LS&CO, los llevó a Estados Unidos, y lo demás es historia. En su primer año, alcanzaron ventas por más de un millón de dólares y para el 87 era un negocio multimillonario con distintas divisiones entre camisas de hombre, mujeres y niños.

El siglo XXI y las redes sociales, como Facebook, Instagram y Twitter, no hicieron más que reforzar la relevancia de una marca que ha sabido crecer no sólo con la generación que la vio nacer, sino que ha conseguido incluir a nuevas. Gran parte de este éxito se lo debe a la inteligencia de saber desarrollar líneas que se adaptan al hombre actual (Battery Street Collection y los Alpha Khaki, por mencionar algunos), y a saber llegar a personajes relevantes de la cultura contemporánea como el príncipe Harry y jugadores de la NFL, como Víctor Cruz y Julian Edelman, estos últimos embajadores de la marca y piezas fundamentales de las celebraciones del 30 aniversario de Dockers.

Hoy, las riendas creativas de la compañía están a cargo de Doug Conklyn, quien divide su vida entre California y Nueva York, la clave detrás de la nueva cara de Dockers. Como escenario, la Gran Manzana cumple con darle proyección a la marca y ubicarla en un panorama internacional.

Enfocados en formar parte de las plataformas de moda más importantes de la ciudad, repitieron como socios de la segunda edición de New York Fashion Week: Men's, instaurada por el CFDA, con quienes trabajan para impulsar el talento local.

El camino de Dockers está bien definido: abarcar un terreno más amplio y dominar el menswear global, una foto de Instagram a la vez.

También podría interesarte

Ahora ve
Conoce los detalles de "La Bella y La Bestia"
No te pierdas
×