Más que una moto es una obra de arte

La Revival BMW Landspeeder fue creada para exhibirse en galerías
-
Cortesía Revival Cycles  -  (Foto: Cortesía Revival Cycles)

El origen de esta motocicleta es tan curioso como su diseño y esto se debe a que fue creada por el taller texano Revival Cycle bajo petición de un cliente que quería un moto custom para exhibir en una galería.

Alan Stulberg, cofundador del taller, se mostró sorprendido al saber que sería la primera vez que una de sus obras jamás sería corrida.

La inspiración de Stulberg para crear la Revival BMW Landspeeder fue la espectacular bike del piloto de motocicletas Ernst Henne: una BMW R37 de 1928 que mantuvo durante años récords en pruebas de velocidad.

Uno de los objetivos de esta moto era exceder los 240 km/h y para ello decidieron utilizar un motor más moderno que el de Henne. Además, la equiparon con el airhead que BMW colocó en la R100/7.

La suspensión fue aligerada y el ángulo de inclinación de la dirección cambió 24 grados, pero fue compensada con un total de seis pulgadas de pista para alcanzar mayor velocidad.

Un mono shock ajustable de cinco posiciones permite cambios de precarga y compresión de alta y baja velocidad, así como alta y baja velocidad de rebote.

La Revival BMW Landspeeder también está equipada con una distancia entre ejes alargada, una estructura de acero de corte plana y finos acabados de cuero y acero.

Gracias al interés que ha generado esta espectacular creación, Revival Cycles está pensando en fabricar una versión de la moto para uso diario, pero lamentamos informarte que aún no hay fecha de preventa.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas