Rentar en la CDMX: ¿pronto tan difícil como en Nueva York o Londres?

Dejar la casa de sus padres para vivir solos, con su pareja o con roomies, es muy importante para los jóvenes en la transición hacia la vida adulta. Dada Room te lo cuenta.
Renta
CDMX  Renta  (Foto: Cortesía)

Dejar la casa de sus padres para vivir solos, con su pareja o con roomies, es muy importante para los jóvenes en la transición hacia la vida adulta. Pero, ¿qué sucede cuando no pueden salir por factores como la escasez de espacios o los precios de las rentas?

Hoy en día es muy común que los jóvenes de entre 20 y 35 años decidan vivir con roomies debido al alto precio de los arriendos. Yushari, química de 27 años, llegó hace cinco años a la Ciudad de México. “Vine de Monterrey por trabajo. Actualmente, rento en la zona de hospitales de Tlalpan y vivo sola, pero fue muy difícil encontrar un lugar porque me pedían aval o pagar dos meses de renta. Tuve que vivir en la sala de una amiga hasta que junté dinero suficiente para pagar el depósito”, comenta.

Como ella, muchos jóvenes –estudiantes y profesionistas– afirman que, en una ciudad tan grande y compleja como la CDMX, encontrar alojamiento se ha convertido en un vía crucis.

En la capital, por cada habitación que se ofrece para rentar hay, en promedio, cuatro personas buscando. Para delegaciones como Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, la oferta es de una habitación por cada nueve personas buscando.

Además, el precio promedio de una habitación en renta oscila entre los $4,000 y $5,000. En zonas como Polanco, Condesa o Santa Fe, puede rebasar los $7000. De hecho, un estudio de Dada Room reveló que el precio en estas áreas aumentó aproximadamente 10% en los últimos 4 años.

Considerando que el ingreso promedio de un joven profesionista es de $11,213, los precios se han convertido en una barrera para independizarse. Por ejemplo, si un joven trabaja en Polanco y desea rentar una habitación cercana a su trabajo, deberá destinar poco más de la mitad de su salario mensual al pago del alquiler.

A los precios, se suman los complejos requisitos para rentar: aval, depósito, referencias personales y laborales, etc. “Llevo tres años y medio viviendo en la CDMX. Decidí venir para tener una mejor oportunidad laboral. Ha sido bastante difícil encontrar departamento en una zona céntrica y segura, con un precio razonable y trato directo”, afirma Yasser, diseñador gráfico de 28 años.

En su experiencia, “las inmobiliarias exigen un aval con bienes raíces en la ciudad, pero muy rara vez (los foráneos) podemos cumplir con ese requisito. Me tomó varios meses encontrar el departamento que tengo y lo conseguí llamando al teléfono que estaba rotulado en la lona afuera del edificio, a la antigüita. Tuve mucha suerte”.

Los fundadores de Dada Room advierten que, a ese ritmo, estamos en riesgo de ver la CDMX convertirse en un nuevo Nueva York o Londres, donde los jóvenes han tenido que salir de los centros por el alto precio de la vivienda. ¿Será el precio a pagar por tener una CDMX cada vez más atractiva, con una oferta cultural y laboral creciente y sin comparación en América Latina?

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas
×