Los drones cambiarán la manera de hacer grafittis

El lienzo fue un espectacular de Calvin Klein en Nueva York. La víctima, la modelo Kendall Jenner
-
Drone Icarus One de Katsu (icarusone.com)  -  (Foto: Drone Icarus One de Katsu (icarusone.com))

En Nueva York, en la zona de Manhattan, hay un anuncio del tamaño de un edificio de quizá diez pisos que levanta esculturalmente la imagen de la modelo Kendall Jenner. Su cara, que en dimensión podría ser del tamaño de dos departamentos, ha sido alterada y vandalizada por un grafitero muy poco común. Un dron ha puesto sus primeras pinceladas en el bello rostro de la joven de 19 años.

Nueva York se ha alzado una vez más como centro de atención y generador de propuestas artísticas con la tecnología a modo de herramienta para realizar arte callejero.

Tan sólo hace tres meses, el Departamento de Transportes y la Administración Federal de Aviación Civil (FAA) en Estados Unidos propuso elaborar una normativa que limite el uso de drones. Entre ellas se encuentra que los pilotos cuenten con una licencia, que se defina la cantidad de vuelos por día y se limite la velocidad de los motores a 160 kilómetros por hora a una altitud máxima de 152 metros para evitar las colisiones entre aviones.

Todo esto lo sabe KATSU. Un artista urbano autodefinido como “vándalo y hacker” que desde la década de los noventa ha invadido las calles de Nueva York con su obra. Ahora, aunado a su gusto por la tecnología y el arte ha decidido grafitear a control remoto.

Leer: Los 5 mejores juegos indie del E3

¿Cómo lo hace?

Se trata de un Dron DJI modelo Phantom 2 de unos aproximados 1200 gramos de peso y una velocidad máxima de vuelo de 15m/s. KATSU, con la ayuda de la artista visual Becky Stern, ha modificado la naturaleza del artefacto que ha llamado Icarus One (desde el peso de la lata de pintura que ocupa, hasta los aditamentos para sujetar las placas y el software que integra) para poder realizar trazos en zonas de difícil acceso.

La Administración Federal de Aviación Civil en Estados Unidos calcula que durante los próximos cinco años, el cielo estadounidense deberá ser pista para 7,500 drones de uso común.

Y aunque apenas son los primeros intentos de una novedosa forma de realizar arte callejero en alturas y distancias no considerables para el humano, cada día son más las compañías y páginas web especializadas en lo que parece ser la nueva manera de hacer graffiti.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas