Reloj de la semana: Cartier

Cartier Drive de Cartier
-
Cortesía Cartier  -  (Foto: Cortesía Cartier)

La firma francesa siempre se ha destacado por ofrecer siluetas distintivas. Desde el tradicional Tank de 1917 hasta el Crash de 1967, ambos emblemas de la casa y a los que hoy se les une un nuevo integrante, el reloj Drive de Cartier que llega para revitalizar su colección relojera, y es que su caja de tipo “cojín” conserva la elegancia y robustez de una pieza perteneciente a Cartier.

 

De ella destacamos los materiales y la edición de sus tres versiones donde se puede apreciar el acero y el oro rosa. Además, los relojeros han decidido incluir horas y minutos, gran fechador, segundo huso horario y tourbillon volante.

Cada complicación se encuentra impulsada por diferentes calibres. El 1904-PS MC para la versión automática, el 1904-FU MC para la de gran fechador, segundo huso horario e indicador del día y la noche, y el 9452 MC creado en 2014, con tourbillon volante y certificado con el “Sello de Ginebra”, un distintivo que sólo se les otorga a las piezas que cumplen con altos estándares estéticos y técnicos, como el de tener todos sus componentes grabados a mano.

También podría interesarte 

Ahora ve
No te pierdas