Regresa la pieza más complicada de Patek Philippe

Así fue nuestra experiencia al conocerla en Baselworld 2016
-
Grand Master Chime  -  (Foto: Cortesía: Patek Philippe)

El espacio de exhibición de Patek Philippe en la feria de Baselworld 2016 fue uno de los más concurridos. Su privilegiada ubicación, justo a la entrada del recinto, fue una invitación casi obligada a visitarla. Y es que, como si se tratase de un imán, el nuevo Grand Master Chime expuesto en las vitrinas, atraía de manera instantánea a quien pasara cerca de el. Incluso ya dentro se debía esperar pacientemente para disfrutar de la pieza, que reúne en su interior 20 complicaciones, sí, leíste bien, 20, entre ellas cinco funciones sonoras, todas logradas por el nuevo calibre GS AL 36- 750 QIS FUS IRM de carga manual, mismo que se encuentra protegido por una gruesa caja de 16.1 mm de oro blanco de 18 quilates, decorada alestilo guilloche “Clous de París”, con un diámetro de 37 mm.

Essta pieza es una versión de su famoso reloj en oro rosa del 2015, lanzado con la Ref. 5175 para conmemorar los 175 años de esta firma creada por Antoine Norbert de Patek, y Adrien Philippe en 1879. Ya frente a la pieza y después de esperar algunos minutos, podemos apreciar sus carátulas, una en blanco y otra en negro, dónde se distribuyen sus complicaciones, que para ser apreciadas se encuentran sujetas por un sistema de rotación integrado en las asas de la correa, elaborada en piel de lagarto, por lo que es claro que el precio supere los dos millones de dólares. Nuestro turno de admirarla terminó y debemos dar paso a la persona detrás de nosotros, que con un gesto cómplice, nos hace pensar que Patek Philippe ha vuelto a crear, otra vez, una pieza digna de museo.

También podría interesarte 

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas
×