El whisky escocés, el mejor amigo del hombre

No importa la situación, la vida sabe mejor acompañada con un buen scotch.
-
El whisky escocés no es para beberse a solas.  -  (Foto: El whisky escocés no es para beberse a solas.)

Contra la creencia generalizada , el whisky escocés no es para beberse a solas. Los expertos nos cuentan por qué.

Solemos asociar el whisky a escenas solitarias y pensamos que mezclarlo es una herejía... pero, que no te quede duda, en compañía es una gran elección.

Desde hace más de 40 años, Ian Millar bebe whisky. Al día de hoy, lleva 15 siendo el Global Ambassador de Glenfiddich, el producto escocés de los single malt más premiados del mundo. Para Millar, no hay reglas para disfrutar el whisky: “Hay que probar tantos como uno pueda para descubrir qué le gusta”, dice.

“En Escocia, lo tomo con dos gotas de agua para destapar el aroma, aunque el hielo es bueno para los blended y bourbons, y para lugares calurosos”. En cuanto a los cocteles, la misma norma: “No rules, ya que la clave de un coctel es un buen espirituoso. Y el whisky lo es”.

No obstante, cuando hablamos de whisky en compañía, no sólo hablamos de la bebida en sí. Para Miller, no hay mejor forma de catar whisky que juntarse con un par de amigos y comprar minibotellas para probar y opinar. Una imagen que nos lanza a Londres, donde otra marca de whisky, Buchanan ́s, apuesta por el regreso de la moda del punch (ponche).

Una bebida versátil – se puede preparar con plátano o menta, creando ponches de sabores caribeños, por ejemplo- que, como el mate en Argentina, va muy ligado a compartir. Por eso su presentación es un gran recipiente.


Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas