La historia de las destilerías de whisky y whiskey

Conoce más de la historia de esta bebida.
-
Getty Images  -

Según cuenta la leyenda, la destilación de los primeros caldos alcohólicos fueron obra de monjes cristianos, durante el siglo IV.
Y también dicen que el whiskey fue inventado por los monjes irlandeses, y que al ir a evangelizar Escocia llevaron su receta para producir “el agua de la vida”. Esta agua, también conocida como whisky o whiskey es la “bebida más venerada del mundo”.  
A diferencia de la cerveza y otros licores, el whisky o whiskey está aquí para disfrutar el momento, no para ponerse una borrachera.

El whisky es una bebida que no sólo anima a quien lo bebe sino también a todos los que participan de su elaboración, distribución y promoción. No por nada constituye el principal producto de exportación del Reino Unido en los últimos años.

En cuanto a la demanda local, tanto en Escocia como en Irlanda esta es evidente al ver la cantidad de casas especializadas en venta de whiskeys, pubs y bares que afloran en las calles principales de estos dos países. Pero éstas no son las únicas que dan cuenta del fenómeno comercial también están las destilerías. con visitas guiadas. Life&Style visitó la de Glenmorangie en Escocia y Old Bushmills en Irlanda del Norte.

GLENMORANGIE

Historia
El nombre de esta destilería proviene de la palabra gaélica “glen” (que significa valle) y “morangie” (tranquilidad). Asentada cerca de la localidad escocesa de Tain, en plenas tierras altas la centenaria destilería elabora excelente whisky de malta desde 1843 y todo gracias a la pureza de su maravilloso manantial. Formada por viejos edificios que albergan los almacenes de envejecimiento, Glenmorangie utiliza sólo barriles de roble ya usados que se reponen después de haberlos rellenado tres veces.

Técnicas
Glenmorangie se caracteriza por ser la primera destilería que utilizó alambiques con enormes cuellos y que gracias al calentamiento con vapor de agua en lugar de carbón se produce un destilado de malta más ligero y puro.

Curiosidades

   •    La pequeña plantilla de Glenmorangie no ha rebasado nunca el número de 16 trabajadores. La mayoría forman parte de una familia que ya ha trabajado para la destilería, de manera que se trata de una elaboración cien por cien artesanal y hereditaria.
   •    París, St. Tropez, Ginebra ... los hogares a los que a Bridget Bardot se el enviaron dotaciones de Glenmorangie.
   •    Esta destilería es una de las pocas en Escocia que fue propiedad de una mujer, Ann Matheson, la viuda del fundador, quien la dirigió durante 25 años de 1862-1887.

Old Bushmills

Historia
Ubicada en el poblado de Antrim en Irlanda del Norte, Bushmills tiene el privilegio de ser poseedora de la licencia real más antigua que se conserva para la elaboración de whiskey, nada menos que desde 1608. En 1784, se constituyó lo que conocemos como Old Bushmills Distillery, quien ha pesar de los obstáculos de impuestos y tazas, constituye un modelo diferente a otras destilerías pues únicamente elabora whiskey de malta, comprando el de grano a otras compañías irlandesas, para el blended. Bushmills destaca internacionalmente por sus single malts de 10, 16 y 21 años.

Técnicas
Lo que distingue al whiskey Bushmills es el lavado con agua del río Bush y el proceso de triple destilación que produce un sabor más ligero, más suave de espíritu. Este espíritu madura en barricas de roble durante al menos tres años. Esta destilería no es sólo uno de los patrimonios culturales más importantes de Irlanda del Norte sino que es de las pocas donde aceptan visitantes.

Curiosidades
   •    Bushmills fue la primera en obtener la licencia para destilar whisky en 1608 otorgada por el rey Jaime I.
   •    Hay registros que en 1800 un gran barco de vela que poseía la compañía transportó whisky a través del Atlántico.
   •    La destilería ha tenido varios propietarios, entre los que destaca la familia Boyd quienes fueron responsables de la promoción del producto en todo el mundo. En 1972 pasó a formar parte del Grupo de Irish Distillers y ahora es propiedad de Diageo.

Diferencias entre el whisky y el whiskey
   •    La mayor diferencia entre el whisky escocés y el irlandés es que el primero cuenta con una destilación doble mientras que el último tiene un triple proceso de destilación.
   •    Otro factor es el uso de la cebada malteada y no malteada. En el caso de la versión irlandesa es una mezcla de ambas mientras que en el escocés se utiliza únicamente la cebada malteada.
   •    Ambos cuentan con un tiempo de maduración mínimo de 3 años, aunque algunos productores consideran que el escocés necesita 2 años de envejecimiento. Por otro lado, el whiskey irlandés al ser secado en hornos cerrados no cuenta con el sabor y aroma ahumado de whisky escocés y es, por el contrario de un sabor más fresco.

¿Prefieres un scotch o un whiskey?


No te pierdas