Vacaciones gastronómicas

Si tu plan es visitar pueblos mágicos de México, aprovecha para comer bien
-
Burrito Percherón (iStock)  -  (Foto: Burrito Percherón (iStock))

Memelas - Xico, Veracruz

Visita Xico en Veracruz para comer una memela y, de pasada, conocer increíbles paisajes serranos, cascadas y haciendas cafetaleras. Eso sí, prepárate para una fiesta en tu boca. Las memelas, platillo tradicional de Veracruz, ofrecen sabores que recuerdan a un mosaico saturado de color. Para que te lo imagines: una tortilla de maíz con salsa de chipotle encendida en su tono y, sobre ésta, una capa de frijoles negros molidos, queso asadero en hebras, carne chinameca ahumada en madera de cedro, cebolla, plátano macho frito (sin él no es un platillo veracruzano), huevo cocido, aguacate, queso fresco y, para coronar, un sublime toque de crema agria.

Corundas - Tzintzuntzan, Michoacán

Conocido por los purépechas como el lugar de los colibríes, este tranquilo pueblo michoacano en las orillas del Lago de Pátzcuaro evoca un aire colonial. Aquí puedes conocer la zona arqueológica Las Yácatas, con cinco edificaciones piramidales, además de visitar un exconvento franciscano y adquirir artesanías. 

En cuanto a las corundas, son una variedad de tamal pequeño de forma triangular. Se sirven sin hojas, en una salsa frita de jitomate con rajas de chilaca y carne de cerdo, y puedes agregarle crema, queso fresco y hasta frijoles. 

Zacahuil - Huasteca Potosina, San Luis Potosí

La región de la Huasteca Potosina en San Luis cuenta con muchísimas actividades naturales y extremas. El lugar más interesante que visitar aquí es el Pozo de las Golondrinas, donde miles de aves salen por la mañana y regresan al ocaso. También hay muchos ríos y cascadas que conocer, y el jardín de Edward James en Xilitla no queda lejos. 

El zacahuil lo puedes encontrar en otros lugares de México, pero aquí la experiencia de comerlo es única. Con una deliciosa salsa de chiles guajillo, ancho y morita, ajo, cebolla y agua, todo molido en metate, acompañada de hojas delgadas y gruesas llamadas papatlas y pencas de plátano, todas recién cortadas, se crea un espectacular tamal. Puede ser de pollo o puerco. 

Burrito Percherón - Guaymas, Sonora

Las playas en la Bahía de San Carlos en Guaymas son todo un paraíso. En ellas tiene especial protagonismo uno de los platillos más populares en la gastronomía sonorense, conocido como el burrito percherón. Una tortilla sobaquera rellena de carne a la plancha, chicharrón, frijoles, barbacoa, chilorio, machaca y carnitas. Te recomendamos en cada mordida ponerle limón, media crema, sal y chile chipotle licuado con un poco de agua. Sólo apto para carnívoros convencidos.

Tayoyo - Cuetzalan, Puebla

Sobre la Sierra Norte de Puebla se encuentra Cuetzalan, un pueblo mágico ideal para disfrutar del clima fresco, la neblina, escuchar lenguas indígenas y probar platillos de herencia prehispánica. Los locales utilizan ingredientes frescos para preparar un sinfín de delicias: frijoles, maíz, hongos y setas –que abundan debido al clima húmedo– y frutos como maracuyá, perón y macadamia, entre otros. 

Las lenguas indígenas también toman posesión de la gastronomía, por ello te sugerimos probar un tayoyo, nombre que proviene de los vocablos náhuatl Taol (que significa maíz) y Yotl (que quiere decir corazón); de ahí que también es conocido como Corazón de Maíz. Puede estar relleno ya sea de alverjón, que son chícharos secos, papa o frijol. Para acompañar pide un vaso de yolixpa, un licor de 23 hierbas endulzado con piloncillo o miel. Capaz y después del licor hasta tú hables náhuatl. 

Tacos de camarón y de pescado - Ensenada, Baja California

Una ola de sensaciones te invadirá al llegar a uno de los puertos mas importantes de México, Ensenada, 110 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos. Puedes vivir experiencias inigualables como ver ballenas, bucear o remar en kayak. Y si la adrenalina es lo tuyo, puedes conquistar las tirolesas y puentes colgantes. 

Después de tanta actividad prueba los ensenadísimos tacos de pescado, tradición total de Baja California, adoptada por los gringos californianos bajo el nombre de fish tacos. Pescado capeado con un toque secreto, acompañado con repollo o lechuga, y con su salsita bandera de tomate, cebolla y chile; hay quien también le pone mayonesa. Es fácil hacerlos, pero para probar los de verdad, sólo aquí en Ensenada.

Recado Negro - Valladolid, Yucatán

Entre Cancún y Mérida se encuentra la históricas ciudad de Valladolid, casa de Chichén Itzá y epicentro de otras muchas zonas arqueológicas famosas. Pero eso no es novedad. Tampoco lo es la cercanía de las playas más transitadas del país. Lo que no es tan sabido es que Yucatán alberga una gastronomía ahogada por el turismo, cuya estrella es el recado negro. Este sazonador de excepcional sabor se prepara con chile seco, asado y molido junto con achiote y otras especias. Añade color y sabor a platillos tales como el relleno negro, el tradicional chilmole o el ceviche negro, de reciente invención. Búscalo en los mercados. 

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas