Cena de autor: Los tallarines de Bond

Te contamos la historia del plato que conquistó al mismísimo agente 007
-
Dr. No (1962)  -  (Foto: Dr. No (1962))

"Martini con vodka. Revuelto, no agitado". Este es el trago más conocido del espía británico más célebre del cine y la literatura. Estamos hablando del mismísimo James Bond, la creación maestra del escritor Ian Fleming en 1953 y la saga de acción más longeva del cine en Reino Unido. Sin embargo, no todo era beber para 007. Por sanidad, en algún momento de sus viajes por todo el globo tenía que comer algo para poder aguantar toda esa cantidad de alcohol sin caer desmayado antes de completar su misión.

En el cuento Risico de la compilación Sólo para tus ojos (1960) y protagonizada por Roger Moore en su adaptación fímilca de 1981, nuestro agente preferido se encuentra en la Riviera italiana. Pese a que su objetivo es sacar información al contrabandista de narcóticos Kristatos, eso no le impide detenerse en un restaurante a probar algunas de las especialidades locales. Su elección del menú acabará convirtiéndose en uno de sus platos favoritos: tallarines verdes con salsa genovesa, aderezo mejor conocido como pesto

Te dejamos su receta para que puedas disfrutar de este sencillo plato italiano que apasiona a cualquiera, incluyendo al rey del espionaje. ¡Buon Appetito!

Leer: Caldillo de congrio a la Neruda

Ingredientes

400g de tallarines frescos

1 taza de yogur natural

1 taza de requesón

2 dientes de ajo

1 hoja de laurel

1 puñado de perejil

1 puñado de albahaca

5 cucharadas de aceite de oliva

Pimienta negra molida y sal

Preparación

Primero lavas la albahaca y el perejil y lo reservas. A continuación, pelas los ajos y les retiras el brote central. Pones la albahaca, el perejil y el ajo en un mortero y lo mueles hasta formar una pasta.

Seguidamente, pasas el contenido del mortero a un bol e incorporas el aceite, el requesón a dados y el yogur. Mezclas bien todo y lo sazonas ligeramente. Guárdalo en la nevera durante unos 10-20 minutos.

Posteriormente, añades agua abundante y la hoja de laurel en una cazuela mediana. Lo pones al fuego y cuando hierva cueces los tallarines el tiempo indicado en el envase. Cuando estén en el punto los cuelas colamos, retiras la hoja de laurel y lo enfrías. Finalmente, rocíalo con un buen chorro de aceite y también lo guardas en la nevera 10-20 minutos. Servir la pasta con la salsa por encima.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas