Descubre exclusivas cenas temáticas secretas en el DF

El proyecto Escondite propone maridajes entre arte, comida y espirituosos
-
Cortesía  -  (Foto: Cortesía)

Tal vez no lo sabías –y ahí radica parte de su encanto y misterio– pero desde hace cuatro años se creó en el DF un selecto club de cenas (o supper club) que, inspirado en el arte, la gastronomía y las bebidas, crea una experiencia única de cenas temáticas.

Escondite es un concepto de cocina itinerante, creado por la chef Alejandra Coppel, donde todo sucede en un espacio y tiempo determinado, y donde nada se vuelve a repetir: cenas pop-up en ubicaciones secretas que van desde galerías de arte o casas de té, hasta edificios en obra negra. La ubicación y el menú final sólo los conocerás hasta unos días antes de la fecha citada. 

Lo más atractivo de este tipo de cenas es que todas ellas están inspiradas en la obra de un artista contemporáneo y, a partir de ahí, se busca el maridaje perfecto entre su obra, el menú a probar y la bebida que lo acompañará. Además, estas cenas siempre cuentan con un elemento sorpresa que no se revela hasta ese día.

Leer: Los tragos que pide un caballero

Por ejemplo, para su concepto Visual Gastro escogieron la obra del artista Bradley Narduzzi, la galería Central Art Projects en la San Miguel Chapultepec y la bebida a maridar fue el lanzamiento del nuevo Glenlivet Founders Reserve; por tanto, la cena tuvo motivos escoceses y populares, inspirados en la obra del artista y en este single malt de suave tono dorado y notas frutales de naranja, peras, manzanas caramelizadas y acabado largo. 

Otro ejemplo reciente fue la cena de platos suecos que maridaron con el vodka de lujo Absolut Elyx. La inspiración vino esta vez de la obra del artista italiano Andrea Galvani. El lugar: la Galería Marso (una casona del siglo XIX) en la vibrante Colonia Juárez. La sorpresa: toda la cena estuvo maridada con bebidas creadas ex profeso para este menú nórdico, creadas por Leo Robitschek (director del NoMad bar en Nueva York, considerado uno de los mejores bares del mundo), quien visitó México por primera vez y preparó magníficos cocteles que maridaron con clase y sofisticación la cena tradicional sueca. 

Ahora ya tienes una ligera pista para pertenecer a este selecto supper club, lo único que te hará falta será descubrir la ubicación del siguiente "escondite" y deleitar tus sentidos sibaritas, entre arte, misterio y alta gastronomía.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas