El curioso origen del pretzel

Este snack fue preparado por primera vez por unos monjes alemanes en el siglo VIII
-
Shutterstock  -  (Foto: Shutterstock)

El pretzel es uno de los símbolos de la gastronomía alemana. Su nombre original, brezel, hace alusión a la forma en la que está horneado y proviene del latín bracellus que significa brazo pequeño. Los encontramos en todo el mundo, pero la historia, en la mayoría de sus versiones, nos cuenta que su nacimiento fue en la región Baviera. 

Casi todos los historiadores coinciden en una sola cosa: el pretzel se relaciona con la cristiandad. Se cree que los primeros en fabricarlo fueron unos monjes al sur de Alemania en el siglo VIII y lo daban como premio a los niños que sabían bien sus oraciones. Fue hasta el siglo XII que la primera imagen de un pretzel fue conocida. Salió en el libro Hortus Deliciarum, escrito por novicias de un convento alsaciano. 

La receta para prepararlos es sencilla y cualquier alemán diría que los pretzels están hechos para comerse el mismo día. Con una mezcla de harina de trigo, levadura, leche, mantequilla y bicarbonato de sodio, este snack le ha dado la vuelta al mundo.

Si estás en la Ciudad de México, un imperdible es Knoot & Loop. Este foodtruck complementa la vida nocturna de la ciudad abriendo a las 11pm y cerrando muy tarde en la madrugada. Lo más vendido es el pretzel dog (un hot dog con pan de pretzel) y la pizza pretzel.

Por otro lado, votado por las revistas alemanas como uno de los mejores locales, Brezel Bar (Friesenstr. 2, Berlín) ofrece una lista infinita de sabores y tamaños. Acompaña tu pretzel con una cerveza y déjate seducir por el ambiente germánico en una de las zonas más céntricas de Berlín.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas