Tragos de autor: el Horse's Neck de Jack London

Este drink preparado con whisky es la mejor opción para vencer al frío
-
Ilustración de Eduardo Ramón  -  (Foto: Ilustración de Eduardo Ramón)

A los 17 años, después de ser autodidacta, Jack decidió salir de casa y embarcarse en el primer velero que salía hacia Japón. Al parecer, su natal San Francisco no era lo suficientemente estimulante para él. Sin tener demasiada suerte, Jack London, aspirante a escritor, trabajaba de lo que podía, dedicándose a vagabundear, pero sin perder nunca su objetivo de ser novelista. Lo que él siempre buscaba era la aventura y lo desconocido, así que cuando lo salvaje llamaba él acudía infaliblemente y sin dudas a su encuentro.

Quizá fuera eso lo que hacía que el remoto e inhóspito territorio del Yukón, situado en la congelada Alaska, fuera un lugar predilecto en sus obras. Escenario de la Fiebre del Oro de Klondike, dos años antes de que comenzara el siglo XIX, esta nevada región vio cómo 30,000 buscadores ascendían sus montañas en busca de fortuna. Obviamente, entre ellos estaba London. No obstante, manadas de lobos y temperaturas extremas jugaban en contra de los que perseguían el preciado mineral. Situaciones como éstas fueron reflejadas en su célebre historia corta, To Build a Fire, una de esas obras literarias que es imposible no leer entera.

Refugiado en una cabaña en Dawson City, Jack London escribía y tomaba algún trago de bourbon para calentarse y olvidar aquel insoportable témpano. Un licor que acabaría adorando, tal vez, demasiado. Hasta décadas después, ya anciano y residiendo en su querido Rancho Hermoso de Sonoma, California, tomaba en abundancia su mezcla predilecta. De gran popularidad a principios del siglo XX, el Horse’s Neck es un trago de raíces canadienses y una bebida que vino del frío y, definitivamente, sirve para vencerlo.

Leer: La absenta de Edvard Munch

Ingredientes

1 Limón
2 oz. de whiksy o brandy
5 oz. de Ginger Ale
2 gotas de amargo de Angostura

Modo de preparación

Cortar en espiral la piel del limón y ponerlo en un vaso tipo collins, asegurando que uno de los extremos caiga del borde del vaso. Poner hielo y añadir tanto el brandy como el Ginger Ale. Mezclar bien y listo.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas