Plato de autor: el quiche de Alfred Hitchcock

El maestro del suspenso tenía buen apetito y no se llenaba fácilmente
-
Ilustración: Eduardo Trejo  -  (Foto: Ilustración: Eduardo Trejo)

Cary Grant devora ávidamente una pieza de quiche lorraine durante una secuencia de la película Atrapa a un ladrón y, a su lado, podemos ver un huevo frito con un cigarro apagado en su yema.

Dicho momento resume la pasión y, a la vez, el temor que afectaban al director de la cinta, el genio del suspense Alfred Hitchcock.

Mientras que la repostería salada francesa le fascinaba tanto como sus rubias protagonistas, sentía repulsión por uno de sus ingredientes principales: el huevo. La simple visión de uno rompiéndose o friéndose le producía tanto terror que era incluso incapaz de pasar cerca de cualquier lugar donde lo estuvieran cocinando.

Sin embargo, eso no le impedía devorar quiches compulsivamente y, en alguna ocasión, asegurar que "el cine no es una pieza de arte, sino de pastel". Tanto era así que su mujer y asistente de producción, Alma Reville, le obligó a seguir una rigurosa dieta a base de café, melón y carne durante el rodaje de Náufragos. Consciente de su penitencia, el maestro del suspense aprovechó para reírse de su situación en su cameo obligatorio apareciendo como un anuncio del antes y el después de una dieta milagrosa.

Como todos sabemos, estas dietas no solían durar mucho y cada kilo que perdía lo acababa ganando bocado a bocado y pensamiento tras pensamiento. Al fin y al cabo, su abultada figura era su signo de identidad y la lineal caricatura que precedía los misterios de la serie Alfred Hitchcock Presents no era fácil de llenar.

Ingredientes:

Relleno
100 gr de tocino ahumado
2 cebollas
100 gr de emmental rallado
2 cucharadas de mantequilla
3 huevos medianos
150 gr de nata líquida
0.1 cl de leche
1/4 de cucharadita de sal
Una pizca de nuez moscada
Una pizca de sal
Pimienta blanca molida

Hojaldre
200 gr de harina
4 cucharadas de leche
100 gr de mantequilla
Una pizca de sal

 

Modo de preparación

Mezclar la harina, la mantequilla, la leche y la sal hasta que la masa se vuelva elástica y dejar reposar media hora. Cortar el tocino y la cebolla y pocharlos con mantequilla. Batir la nata, la leche y los huevos y agregar el queso rallado, las cebollas, el tocino y las especias. Engrasar el molde con mantequilla y harina extendiendo la base finamente. Cocer 30 minutos a 180 grados hasta que todo cuaje.

 

También podría interesarte

Ahora ve
Este es el porno que le gusta a los mexicanos
No te pierdas