7 hoteles donde nos gustaría vivir

Por razones literarias o artísticas, nos encantaría pasar un tiempo habitando estos hoteles
-
The Algonquin Hotel en Nueva York  -  (Foto: The Algonquin Hotel en Nueva York)

Los hoteles siempre guardan mucho de enigma, de nuevas posibilidades... de complicidad. Son sinónimo de viaje o de escape, pero también de reinvención e inspiración. Por ello muchos escritores o artistas los han usado de fondo para sus obras, pero también de sede, personaje principal o, incluso, han pasado largas temporadas viviendo en ellos, aprovechando sus atmósferas para crear.

En esta lista damos a conocer siete hoteles donde nos gustaría vivir justo por su encanto literario y artístico, o por los personajes que en ellos se han hospedado y creado, como directores de cine, actores, pintores, músicos o escritores. 

Le Pavillion des Lettres en París

El Pavillon des Lettres es un auténtico paréntesis fuera del tiempo. Combina el arte de la escritura y la estética de la decoración para homenajear a los escritores más importantes de la literatura francesa: Mallarmé, Valry, Baudelaire, Victor Hugo...

A imagen de las 26 letras del alfabeto francés, las 26 habitaciones y suites del Pavillon des Lettres muestran la belleza y la poesía de estos autores y poetas. Cada puerta esconde el alma de un poeta, de un escritor, de un viajero, que sabrá crear un ambiente especial en la habitación, a través de los fragmentos escogidos e impresos en las paredes cuyo hilo conductor es la noche, el sueño y la poesía.

Sin duda, uno de los hoteles donde nos gustaría vivir.

 

Hotel Pera Palace en Estambul

Turquía es una de las ciudades más místicas e interesantes del orbe: su mestizaje africano y europeo la vuelven sumamente atractiva. En Estambul, frente al Bósforo (que recientemente el premio Nobel Turco de literatura, Orhan Pamuk, ha inmortalizado en sus novelas), se encuentra el Hotel Pera Palace, con su imponente arquitectura imperial y su elegante lobby en mármol rojo.

Este hotel era el destino predilecto de muchos escritores y pintores, sobre todo durante la primera mitad del siglo XX, en su búsqueda por ese misticismo de medio oriente. Y hoy, es un atractivo visitar la habitación 411 que sirvió de fuente de inspiración de Agatha Christie para escribir su célebre novela Asesinato en el Orient Express.

 

InterContinental Carlton en Cannes

En este elegante hotel con decoración y arquitectura de la Belle Epoque francesa, se hospedan todos los actores y directores que asisten al festival de cine más importante y glamuroso del mundo. Las historias que sus paredes cuentan son infinitas. Es aquí donde surgen los acuerdos entre guionistas, directores, productores y actores, que después veremos inmortalizados en la pantalla grande.

Sus habitaciones con vista al Mediterráneo y su ubicación en La Croisset –la calle principal de Cannes que rodea su blanca costa– lo hace un lugar en el que nos gustaría vivir. 

 

Ambos Mundos en La Habana

Ubicado en el centro de La Habana Vieja, a unos pasos de la emblemática Plaza de Armas y con una fachada rosa que transmite el color y la alegría de Cuba, se encuentra el hotel Ambos Mundos, famoso porque fue aquí donde Ernest Hemingway vivía cuando visitaba La Habana, una de sus ciudades favoritas e inspiración para escribir El viejo y el mar.

Este hotel aún mantiene intacta la habitación de Hemingway, con vistas al mar, al fuerte y al faro de La Habana: su máquina de escribir, fotografías con sus mujeres y personajes que lo rodeaban, trajes, maletas y, desde luego, sus muchas botellas de alcohol son testigo, hoy en día, de la vida bohemia de uno de los más grandes escritores de nuestra época.

La impactante barra de caoba donde el escritor pedía sus mojitos y daiquirís también sigue intacta. Vivir aquí seguro provoca e inspira, además de ubicarse en el centro de una de las ciudades más interesantes y atractivas del mundo.

 

 

The Algonquin Hotel en Nueva York

Sus habitaciones, salones y restaurantes han sido testigos de pasajes y tertulias de los escritores norteamericanos más importantes, desde Scott Fitzgerald hasta Harold Ross, que en una partida de póker en este hotel ganó una apuesta que le permitió fundar después la icónica revista The New Yorker. La barra y mesas de su Blue Bar siguen siendo icónicas en la ciudad y un lugar cuya visita nos seducirá a vivir ahí una buena temporada.

 

Grand Hotel Et en Milán

Pocas ciudades han sabido combinar tan bien el diseño contemporáneo con el clásico como Milán. Las vanguardias en diseño, arte y moda suceden aquí. Y un hotel que sintetiza estas vanguardias es, sin duda, el Grand Hotel Et de Milán. Su elegancia y sofisticación dejan perplejo a cualquiera.

Grandes figuras de la música clásica y la ópera suelen hospedarse aquí antes de sus presentaciones en La Scalla de Milán (acaso uno de las salas de música más importantes del mundo). Y, en el terreno literario, uno de sus huéspedes más ilustres, que pasaba largas temporadas aquí escribiendo sus novelas, fue el escritor italiano Gabriele D'Annunzio.

¿Quién no querría vivir entre este lujo?

 

Azul Oaxaca en Oaxaca

De este hotel no sólo impacta su patio interior y su par de fuentes horizontal y vertical que sirven de remate visual en cuanto se entra. Lo que impacta muchísimo más es su concepto. Y es que el creador de este hotel reunió a cinco de los más importantes pintores oaxaqueños y les pidió una única cosa: que diseñaran en este hotel la habitación ideal en dónde a ellos les gustaría vivir o llegar cuando viajan.

Así, Francisco Toledo, Ruben Leyva, José Villalobos, Luis Zárate y Jorge Dubón diseñaron las cinco suites de este hotel boutique, convirtiéndolas en espacios únicos, llenos de arte, originalidad y lujo. Además, tiene una terraza maravillosa donde se pueden probar los diferentes mezcales creados especialmente para el hotel. Ésta, y su restaurant de cocina oaxaqueña contemporánea, hacen de este sitio un lugar en el que nos encantaría vivir o pasar largas temporadas contagiados del arte oaxaqueño que está impregnado por todas sus paredes y espacios.

También podría interesarte

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas