La otra Jerusalén

Más allá de sus sitios históricos y religiosos, la capital israelí ofrece un amplio abanico de experiencias
-
Mercado Mahane Yehuda  -  (Foto: Mercado Mahane Yehuda)

Hotel Mamilla

En términos de lujo, este hotel ofrece una de las mejores experiencias en la ciudad. Se encuentra rodeado de sitios emblemáticos como la Ciudad Vieja, la Torre de David y la Puerta de Jaffa. Su servicio e instalaciones se encuentran a la altura de los mejores del mundo. 

Eucalyptus

El chef Moshe Basson, de origen iraquí, creó un menú que reinterpreta la cocina bíblica para este establecimiento con 26 años de existencia. Los ingredientes siempre son originarios del país –higos, lentejas, nana y berenjenas, entre otros–, así como hierbas y especias son los elementos clave del menú. 

Alrov Mamilla Avenue

El antiguo barrio de Mamilla es exactamente el puente entre las parte vieja y la nueva de esta ciudad milenaria. Recientemente fue rescatado y restaurado para convertise en un exclusivo y moderno centro comercial al aire libre. En él están presentes las mejores marcas internacionales y firmas locales de moda acompañadas de restaurantes, cafés y galerías. 

Leer: Una aventura europea

Mercado Mahane Yehuda

Una manera infalible de acercarse a la cultura y tradiciones de un país es a través de sus mercados. Este shuk es un catálogo extensivo de frutas, verduras, postres, bebidas y alimentos de la zona. La tarjeta Shuk Bites, disponible en su sitio web, es una manera entretenida de probar los productos de seis de sus establecimientos a tu elección.

Museo Torre de David

Los muros milenarios de la ciudadela, situados junto a la Puerta de Jaffa en la Ciudad vieja, se convierten cada noche en soporte para The Night Spectacular. Se trata de un impactante e imperdible espectáculo de luz y sonido que condensa la 4,000 años de la historia de Israel en 45 minutos.

También podría interesarte

Ahora ve
No te pierdas