Una de las suites con mejor estilo en la CDMX

Está decorada con obras de Demián Flores, Zanotta, Tom Dixon y Carlos García Noriega
-
Cortesía  -  (Foto: Cortesía)

Los primeros rayos de sol entran por la ventana de la habitación. A lo lejos, el espectáculo de la mañana comienza su función mostrando cómo aparece a la distancia el cerro del Ajusco mientras, a unos pocos metros, el Auditorio Nacional se muestra como un elemento más del gran escenario matutino de la Ciudad de México. 

Estamos en el piso 43 del hotel Presidente Intercontinental, en la renovada suite Diego Rivera, y parece que, luego de las primeras horas de disfrutar de la habitación más lujosa del recinto de Polanco, la naturaleza será la ganadora de los objetos más impactantes del espacio de dos pisos y 600 metros cuadrados... pero, no. No lo es. Basta con dar unos pasos fuera del cuarto principal para descubrir una experiencia única en la que cada metro del recinto responde a una sola idea: el lujo del diseño de interiores y su unión con el arte global. 

Una pintura de Demián Flores, cercana a mobiliario de Tom Dixon, invita a sentarse en el primer piso para simplemente admirar. Pero bastan pocos minutos para ver cómo un par de esculturas de Rivelino llaman hacia las escaleras para descubrir que la experiencia tiene muchos secretos guardados: una impresionante alberca con la misma vista al Ajusco, pero adornada con una escultura única de García Noriega. Mobiliario y accesorios de  Paola Denti o Antonio Citterio. Además, el ingenio de Zanotta y Bocci completan la vista de una suite que, sin duda, es una obra de arte de la hotelería de la capital mexicana.

También podría interesarte

Ahora ve
Este es el porno que le gusta a los mexicanos
No te pierdas