10 consejos de entrevista para altos ejecutivos

Aquí, las mejores recomendaciones para que consigas el trabajo de tus sueños.
-
Demuestra, de principio a fin, que confías en tí mismo y en lo que dices.  -  (Foto: Getty Images)

Cuando vas a una entrevista de trabajo, no necesariamente sabes qué está pasando por la mente del reclutador. Consultamos con una experta en reclutamiento de altos ejecutivos y nos compartió 10 recomendaciones básicas para que seas un éxito durante todo el proceso.


1. Imagen impecable

Es muy importante que cuando vayas a una entrevista siempre estés presentable y que vistas lo más formal posible. Esto incluye: llevar el pelo bien peinado, usar un traje a la medida, llevar zapatos boleados y tener uñas bien recortadas y limpias. Tu aspecto debe ser totalmente pulcro.

2. Irradia seguridad

Es fundamental, ya que en una entrevistas estás vendiendo tus habilidades y si te muestras inseguro el reclutador podrá pensar que no eres capaz de llevar a cabo las funciones que dices que vas a hacer. Así que demuestra de principio a fin que confías en tí mismo y de lo que estás hablando.

3. Prepara tus respuestas

Estudia qué es lo que el reclutador te podría llegar a preguntar y ten lista una serie de respuestas para que no te agarren desprevenido o que los nervios te hagan decir algo incorrecto.  

4. Investiga sobre la empresa

Cuando sabes y conoces a la empresa en la que te están entrevistando, el reclutador lo nota. Esto te da una mayor ventaja sobre el resto de los candidatos. Si muestras entusiasmo y pasión por la posición a la que estás aplicando, mucho mejor. Estás a un paso de ser contratado.

5. Demuestra que puedes hacer el trabajo

Tanto en el CV como en la entrevista, debe existir una coherencia entre lo que dices que sabes hacer y en el cómo lo haces. Si pones que sabes hacer más de lo que realmente es, el reclutador fácilmente se dará cuenta y además de mostrarte presumido dará una visión negativa de ti.


Algo que puedes hacer es enfatizar que estás aprendiendo, eso no quiere decir que no lo sepas, simplemente permite explicar que estás en el camino correcto y que una vez que te contraten estarás preparado.


6. Muestra tu entusiasmo


Esto es muy importante, ya que además de mostrar tus conocimientos, uno debe mostrar pasión por lo que hace. Si se te ve desganado, honestamente no darán ganas de trabajar contigo. Como dijo Lorenzo Ruiz, director de Tommy Hilfiger México: “No se requiere de experiencia, se requiere de pasión y voluntad”.

7. Haz preguntas

Desde antes de ir a la entrevista puedes tener preparadas algunas preguntas o incluso pueden surgir en el momento. Cuestionar demuestra interés y te da más valor. Eso sí, las preguntas tienen que ser prudentes y relacionadas con la empresa o la posición a la que estás aplicando. No indagues demasiado en el salario y prestaciones. Esto no es porque no sea importante, sino porque puede confundirse tu interés por un simple motivo económico.

Es mejor preguntar acerca de las responsabilidades y retos de la posición, si existe crecimiento dentro de la empresa y si te pueden dar ejemplos de éxito de personas que hayan pasado en ese puesto.


Una buena pregunta para saber más sobre los empleados o políticas de la empresa es: "¿por qué está vacante dicha posición?". Puedes preguntarle al reclutador sobre el ambiente laboral de la empresa, si se siente contento trabajando ahí. Todo esto te ayuda a definir si te conviene o no.


8. Siempre sé tu mismo y refleja tu personalidad con honestidad

No hay nada peor que contratar a una persona que en las entrevistas aparentaba ser agradable, inteligente y proactivo y una vez contratado es todo lo contrario. Más vale desde un inicio mostrar tu verdadero yo para que la empresa sepa a quién está contratando realmente. Recuerda que las organizaciones, al igual que las personas, tienen valores y principios.

9. Agradece al reclutador y da seguimiento

Cuando vas a una entrevista, sé amable con absolutamente todos. Nunca sabes quién va a trabajar para ti o tú para quién trabajarás.

Saliendo de tu entrevista, agradece el tiempo de tu reclutador. El tiempo de todos es importante y puede ser una buena oportunidad para preguntar en cuánto tiempo te puedes poner el contacto con ellos o cuándo creen que tendrán una respuesta. Es recomendable enviar un correo agradeciendo la entrevista para darle seguimiento. Esto demuestra interés.

OJO: evita ser insistente, no envíes correos o llames todos los días. Eso sí puede ser contraproducente. Si te dicen que en dos semanas tendrán una respuesta, espera y si no te han contestado, comunícate para preguntar si hay alguna novedad en el proceso. Recuerda que hay empresas que no necesariamente te dirán si el puesto ya fue ocupado.

10.  Puntualidad

Es un punto clave y habla muy bien de las personas. Sabemos que hay situaciones que no están en nuestras manos, pero dentro de lo posible, trata de llegar 10 minutos antes de tu entrevista para anticiparte a cualquier situación. Una vez que comiences a trabajar, siempre sé puntual. Esto hablará muy bien de ti. Recuerda que hay que respetar tu tiempo y el de los demás.

 


Ahora ve
Andy Warhol llega al Museo Jumex en la CDMX
No te pierdas
×