Los genios del 4x4

Un repaso a la historia de los todoterrenos de Land Rover
-
La reina de Inglaterra Isabel II junto a su Defender (Getty Images)  -  (Foto: La reina de Inglaterra Isabel II junto a su Defender (Get...)

A través de sus cinco modelos más emblemáticos, repasamos la evolución de Land Rover, el fabricante británico de vehículos todoterreno por excelencia.

1948: Maurice y Spencer Wilks se inspiran en los modelos de Jeep Willys para fabricar el primer Land Rover de la historia, el Serie 1.

Land Rover se estrenó como productor en la posguerra británica —durante un periodo de escasez de acero— con el que más tarde se denominó Serie 1. Lanzado en el Salón del Automóvil de Ámsterdam, se trataba de un vehículo 4x4 fabricado en aluminio y enfocado al trabajo en granjas e industria ligera, aunque en 1950 fue usado en la Guerra de Corea y, posteriormente, en servicios de urgencias y rescates. El logro de los hermanos Wilks fue crear un nuevo concepto de vehículo que combinaba la simplicidad de un utilitario con la robustez y la sobriedad de una herramienta de trabajo.

1970: El nuevo modelo de Land Rover, el Range Rover, ejemplificaría la robustez de la marca en eventos como el rally París-Dakar.

Si bien los primeros modelos tuvieron un éxito instantáneo y asociaron la marca con una imagen de durabilidad y excelencia, fue con la llegada de los 60 que aumentó la demanda de vehículos con tracción en las cuatro ruedas. Y Land Rover se encontraba en la primera línea de este emergente mercado. Para no quedarse atrás, los ingenieros se pusieron manos a la obra y, en 1970, lanzaron el Range Rover: un diseño impactante presentado en el Louvre de París que combinaba el confort de un coche familiar con la capacidad todoterreno de la firma inglesa.

1989: El Discovery se presenta en el Salón del Automóvil de Frankfurt y se coloca exitosamente como el 4x4 familiar.

Se trata del modelo más popular de Land Rover. Pese a ser menos utilitario que su hermano Defender, es muy competente fuera de carretera. En un inicio estuvo basado en el chasis y el tren de propulsión del Range Rover, pero  se vendía a un precio menor para competir con las ofertas japonesas. En un movimiento casi único en aquel momento, Land Rover utilizó un asesor externo, Conran Design Group, para diseñar el interior y posicionar el vehículo como un accesorio de estilo de vida, un nuevo concepto que influenció el futuro del diseño automovilístico.

1990: Se empieza a usar el nombre Defender, un modelo cuya muerte ha sido anunciada por la firma inglesa para diciembre de 2015.

El nacimiento del Defender fue provocado por el del Discovery. El nombre de este último llevó a la compañía a rebautizar sus Land Rover 90 y 110 —los números representan la distancia entre ejes en pulgadas—, para abandonar de una vez por todas las cifras en los nombres. Defender, además, incorporó un nuevo motor turbodiésel que economizó su alta velocidad y capacidad de remolcar cargas pesadas en terrenos montañosos. Uno de los usuarios más emblemáticos de este modelo ha sido la reina Isabel II cuyo ejemplar fue subastado en marzo por algo más de 30 mil libras.

 

1997: Llega un modelo más compacto dirigido al mercado del ocio y de los deportes, que se convertiría en el más vendido de la marca. El Freelander.

Ideado como el primer vehículo deportivo utilitario de Land Rover, Freelander es un todoterreno de lujo con motor delantero transversal. Hasta ahora han salido a la luz tres generaciones de Freelanders. La segunda logró cinco estrellas en la prueba de protección a adultos en choques de la Euro NCAP. La tercera apareció el año pasado con múltiples accesorios audiovisuales, como una pantalla touch de 7” y sonido opcional Meridian de 11 o 17 altavoces, así como luces LED y llantas de 18”. Algunos de sus rivales son el Audi Q5, BMW X3, Infiniti EX, Mercedes-Benz GLK y el Volvo XC60.

También podría interesarte

 

Ahora ve
David Beckham se convierte en el nuevo ícono mundial de estilo
No te pierdas
×