Curiosidades sobre el mundo de los súper autos

Cinco historias para amantes del motor y la velocidad
-
Ferrari 250 GTO  -  (Foto: Ferrari 250 GTO)

Los coches son fascinantes y más aún cuando hablamos de aquellos que más suspiros arrancan por kilómetro. Aquí te contamos cinco breves historias. 

Con la misma mirada 

Ellegendario Nissan 300ZX y el no menos notorio Lamborghini Diablo comparten las mismas luces frontales. Cuando Audi adquirió la marca italiana, coincidió con el necesario rediseño del diabólico biplaza para 1999, el cual perdió las luces retráctiles originales, de modo que las polielipsoidales excedentes del gustado deportivo Nissan le quedaron perfectas.

 

Santificado sea tu Ferrari... 

La marca italiana afincada en Maranello donó el último Ferrari Enzo, el número 400, al papa Juan Pablo II, mismo que fue subastado para beneficencia tras su fallecimiento. Paralelamente, un espectacular LaFerrari fue obsequiado recientemente al papa Francisco.

 

Robot guerrero 

La inspiración detrás del diseño exterior del Nissan GT-R R35 provino del famoso robot de historietas manga y anime Gundam, todo una institución en la cultura e iconografía japonesa.

 

Mucho dinero 

El auto más caro jamás vendido y/o comprado en una subasta pública fue un Ferrari 250 GTO (Gran Turismo Omologato) de 1962 que cambió de manos en 2014 por tan sólo 34.65 millones de dólares. De este auto deportivo de competencia se produjeron tan sólo 36 ejemplares, pero su dominio fue tal que alcanzaron el estatus de objetos de culto. Se sabe que otro ejemplar del GTO cambió de manos en una venta privada por 52 millones de dólares.

 

Muy barato 

Los 450 ejemplares del Bugatti Veyron EB 16.4 y sus variantes Super Sport, Grand Sport, Grand Sport Vitesse y las diversas piezas únicas fueron vendidas en promedio de 2 a 2.5 millones de dólares; sin embargo, el costo de producir cada uno superó los 6 millones, lo que indica que el Grupo VW perdió alrededor de 4 millones por cada auto.

También podría interesarte

Ahora ve
Los momentos más polémicos de Kanye West
No te pierdas
×