Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ferrari tiene el auto más caro de la historia

RM Sotheby’s pondrá en subasta al auto más caro de la historia, en Monterey Bay, California.
250 GTO.
Uno de los 36 construidos.

No hablamos de un hiperauto o de un súper deportivo construido sobre fibra de carbono. Se trata de un auto que ha sido el deseo de varias generaciones: el Ferrari 250 GTO 1962.

Conocido como “el Santo Grial de los coleccionistas de autos”, este italiano ha demostrado ser un gran competidor al obtener el triunfo de su clase en casi 300 carreras alrededor del mundo. Uno de 36 unidades producidas se estima que la puje supere los 45 millones de dólares, lo que convierte a este GTO en el auto más caro en la historia.

El Ferrari 250 GTO es la evolución final del famoso 250 que debutó en 1953 y terminó de producirse en 1964. Es considerado por muchos conocedores como la cúspide del diseño de Ferrari y es uno de los autos más exitosos en carreras.

Ferrari.
El hermoso V12 del GTO.
Publicidad

El auto que estará en subasta es el chasis 3413, el tercero de los 36 que se produjeron y el inicio de la Serie I. Fue un auto de pruebas de Phil Hill para la carrera Targa Florio de 1962. El auto se vendió a su primer dueño, uno de los mayores entusiastas de la marca, Edoardo Lualdi-Gabardi. El italiano participó en 10 carreras en 1962, ganando nueve, y un segundo puesto, asegurando el título del Campeonato Nacional Italiano de GT ese año.

El éxito en pista de Lualdi-Gabardi ayudo a cimentar la leyenda y legado que hoy tiene GTO. Edoardo recibió un segundo GTO en 1963 y vendió el chasis 3413 al entonces piloto Gianni Bulgari, quien liderara la marca de joyería de los 60 a los 80.

Ferrari detrás
Un auto ganador.
Publicidad

Bajo la propiedad de Bulgari y el siguiente dueño (Corrado Ferlaino, el GTO ganó la Targa Florio en su clase en 1963 y 1964. En ese periodo participó en 20 carreras, nunca se vio envuelto en accidente y siempre cruzó la meta. En un caso sumamente excepcional para cualquier auto de carreras, mantiene su motor original, así como la transmisión y el cuerpo Series II de fábrica.

Este hermoso biplaza continuó su camino, con innumerables propietarios, hasta llegar a su actual dueño, Dr. Greg Whitten, un exjefe de arquitectura de Microsoft y presidente de Numerix.

Será la tercera ocasión que el 250 GTO será puesto en subasta pública en el milenio.

Publicidad
Ferrari 250 GTO.
Detalles originales.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad