Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Citröen Méhani cumple 50 años siendo intervenido por un artista

El artista Jean-Charles de Castelbajac utilizó el Citröen Méhani como lienzo para recordar el mayo francés.
Citröen Méhani
La nueva versión es eléctrica.

Uno de los autos más importantes para Citröen , Méhani, cumplió 50 años y la armadora francesa decidió festejarlo con una intervención artística que simbolizara el espíritu de libertad del jovial modelo.

Justo el año de su nacimiento, Francia atravesaba por uno de los momentos históricos más importantes. Las calles de París se llenaban de miles de estudiantes que exigían respeto a sus derechos, a sus libertades. Mayo de 1968 trajo el famoso movimiento estudiantil que terminó con la mayor huelga que se tenga registrada en Europa y posteriormente con elecciones anticipadas, llamadas por el presidente Charles de Gaulle.

Se iniciaba una nueva era en el país galo y Méhani llegaba como una solución viable y económica para la movilidad del país , gracias a esos conceptos de libertad.

Hoy, a medio siglo de distancia, Citröen honra a ese vehículo que inspiraba rebeldía y movilidad gracias a su carrocería de plástico ABS coloreado en la propia masa, creación de Roland de La Poype. La construcción resultó bastante ingeniosa y ligera, con un peso total de 525 kilogramos y la oportunidad de mantenerlo protegido ante la oxidación, lo que le hacía ideal para las zonas costeras.

50 años del Citröen Méhani

CL 18.021.002.jpg

CL 18.021.002.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.003.jpg

CL 18.021.003.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.006.jpg

CL 18.021.006.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.005.jpg

CL 18.021.005.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.004.jpg

CL 18.021.004.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.007.jpg

CL 18.021.007.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.008.jpg

CL 18.021.008.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.011.jpg

CL 18.021.011.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.
CL 18.021.015.jpg

CL 18.021.015.jpg

Citröen Méhani.
Cortesía Citröen.

Publicidad

Méhari incluía un techo descapotable, además de la oportunidad de replegar el parabrisas sobre el cofre, ofreciendo la mayor libertad posible en un vehículo de cuatro ruedas. El chasis alto le permitía entrar a casi cualquier terreno, y en 1979 se lanzó una versión 4x4, que subía pendientes de hasta 60%.

Como homenaje a este rebelde, Citröen le entregó la nueva versión E-MEHARI (un cabrío 100% eléctrico) a Jean-Charles de Castelbajac , para crear un auténtico Art Car. Y vaya que lo consiguió.

Jean-Charles creó una pieza llena de alegría, frescura y colorido, fiel reflejo de la cultura pop francesa y un homenaje a aquel mayo que cambió al mundo. Dos universos creativos y revolucionarios que recuerdan lo mejor de aquel auto de plástico que se atrevió, incluso, a participar en el agotador Rally París-Dakar de 1980 y que para el propio artista es “el vehículo más icónico de su generación”.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad