Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Harley-Davidson, la moto que conquistó a Elvis Presley

La legendaria marca de motocicletas Harley Davidson cumple 115 años de conquistar corazones rebeldes, como el del Rey del Rock, Elvis Presley.
Elvis Presley enamorado de una Harley-Davidson
Elvis Presley estaba enamorado de una Harley-Davidson

Es una imagen bastante vista y explotada. El aire golpea la cara y el cabello vuela mientras la toma nos muestra al motociclista ganando velocidad. El espíritu libre prefiere viajar ligero para recorrer más camino. Y la estrella de esa toma es una Harley-Davidson .

La famosa marca de motocicletas cumple 115 años conquistando a los espíritus rebeldes, y no hay mayor símbolo de esa libertad que el mísmisimo Rey del Rock, Elvis Presley , quien llegó a ser dueño de una veintena de estos vehículos.

Elvis era un fanático de la marca y de la velocidad. Era tal su amor que incluso en el Museo de la armadora existe una motocicleta que se le adjudica, sin contar las millones de anécdotas que se cuentan sobre el rockero en Memphis.

Publicidad
Elvis Presley con Harley-Davidson
Elvis Presley con Harley-Davidson

Hay quienes afirman que Elvis aprovechaba sus contactos para cerrar tramos completos de las carreteras y celebraba arrancones , con una docena de sus amigos. El único descanso para los vecinos de Graceland era el invierno pues al Rey no le gustaba sentir el viento frío en la cara. Lo de él era acelerar bajo el sol.

Portada de la revista de motociclistas The Enthusiast , Elvis posaba junto a alguna de sus Harley a la menor provocación, y existen centenares de fotografías llevando a sus espaldas a bellas actrices de la época, como Natalie Wood o Mary Kathleen Selph.

Tal vez fue la magia de Elvis lo que ayudó a que la marca se relacionara con la juventud o viceversa. Lo cierto es que pocas armadoras están tan estrechamente relacionadas con la libertad y el estilo de vida como Harley. Tanto como la imagen del cabello de Elvis volando mientras el Rey aceleraba.

Deportivos, de lujo, clásicos...
Te enviamos la información de tus autos favoritos.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad