Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué hacer con las baterías usadas de los autos eléctricos?

Los autos eléctricos podrían ser peligrosos para el planeta una vez que sus baterías mueran. Aquí la solución.
Auto eléctrico
BMW i3

Los autos con motores de combustión generan toneladas de gases contaminantes, por lo que las nuevas opciones de vehículos eléctricos parecerían ser mucho más amigables con el planeta al ofrecer cero emisiones, sin embargo ha surgido una duda legítima: ¿Qué pasa con las contaminantes baterías una vez que termina su vida en el auto?

Sabemos que las baterías pueden contaminar el agua y la tierra una vez que se desechan, sin embargo, las armadoras que están innovando con esta tecnología parecen tener no sólo una solución para evitar la contaminación, sino generar beneficios en la comunidad.

Renault lanzó el proyecto "Advanced Battery Storage" que creará, para 2020, el mayor dispositivo de almacenamiento estacionario de electricidad concebido a partir de baterías de vehículos eléctricos en Europa (potencia: 70MW / energía: 60MWh). El sistema se instalará en las plantas de Renault en Douai y Cléon, así como en una antigua mina de carbón en Rhénanie-du-Nord-Westphalie.

El sistema servirá para mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda en la red eléctrica integrando diferentes fuentes de energía cuyas capacidades de producción no son constantes. Es decir, si la corriente energética aumenta, la absorberá, y si disminuye, ofrecerá energía, para mantener una constancia.

Pero no es su único uso, pues Nissan instaló un sistema de alumbrado público en Namie, Japón, basado en las baterías que ya no dan el 100% en sus autos , pero que mantienen su utilidad para cargas menores.

Publicidad
baterias Renault.jpg

La batería se conecta a celdas solares y a postes de alumbrado público en zonas donde de otra manera sería imposible llevar una red de cableado. Las celdas obtienen la energía del sol, y las baterías la almacenan, todo en el pequeño poblado que se vio destruido tras el tsunami de 2011.

Otro ejemplo de estos sistemas de almacenamiento se da en el 'Johan Cruyff Arena', de Holanda, que se ilumina totalmente por un sistema de baterías reutilizadas. Gracias a cuatro mil 200 paneles solares ubicados en el techo del estadio se obtiene la energía, que reduce el consumo de diésel, dejando al AFC Ajax a la vanguardia en eficiencia y cuidado al ambiente.

Existen sistemas de recuperación “personales”. Del tamaño de una maleta de viaje , se conectan a celdas solares en la cochera y ayudan a tener un gasto más eficiente de energía eléctrica en vivienda.

Para todos estos casos, la vida de las baterías se extiende, y al no necesitar un almacenamiento del 100% aseguran su operatividad, al menos, otros 20 años.

Publicidad

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad