Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ricardo Rodríguez, el adolescente que Enzo Ferrari admiró

Ricardo Rodríguez de la Vega es el piloto más talentoso que ha nacido en México. Con apenas 19 años logró la admiración de Enzo Ferrari.
Ricardo Rodríguez
Ricardo Rodríguez

Ricardo Rodríguez de la Vega nació para la velocidad. El tener como hermano mayor a Pedro le dio la oportunidad de aprender cosas que sus amigos de la misma edad tendrían que esperar dos años, como el andar en bicicleta.

Su padre, Don Pedro, trataba a sus hijos a la par, por lo que si le tocaban patines a Pedro, también había para Ricardo. Lo mismo con las bicicletas y las motos . Así, a los 13 años ya era campeón nacional de ciclismo y daba el salto a las motocicletas y cuando Pedro comenzó en el automovilismo, Ricardo también estaba ahí.

Con apenas 15 años, más niño que adolescente, Ricardo tuvo su debut internacional en el automovilismo. Fue en Riverside, Estados Unidos, a bordo de un Porsche RS. Venció a todos sus competidores en 1.5 litros y repitió el triunfo en Nassau, Bahamas , a finales de año.

Por ello, al año siguiente, decidió acompañar a Pedro a las legendarias 24 Horas de Le Mans . El reglamento le impidió participar por tener apenas 16 años. Pero su espíritu no se vio afectado y regresó al año siguiente, para competir al lado de su hermano en un OSCA 750, en el cual tuvieron que abandonar.

Publicidad

Sin embargo Ricardo ya estaba en las grandes ligas del automovilismo. Competía de manera regular para el North American Racing Team (NART), y su nombre se veía en los primeros lugares en las pistas más importantes del mundo: Sebring, Daytona, Nürburgring.

Pedro Rodríguez
Pedro Rodríguez

En 1960 compitió al lado de André Pilette en las 24 Horas de Le Mans, para finalizar en segundo puesto y convertirse en el piloto más joven en subir al pódium, con apenas 18 años 133 días. A ese logró se sumaron pódiums y victorias en las 12 Horas de Sebring, los 1000 kilómetros de Nürburgring y las 24 Horas de Daytona.

Publicidad

Para 1962 volvió a sorprender al mundo al vencer en la retadora Targa Fiorio, con Olivier Gendebien y Willy Mairesse en un Ferrari Dino 246 SP.

Apenas tenía 19 años y sus hazañas llegaron a oídos de Enzo Ferrari , quien le invitó a ser parte de su Scuderia en el Gran Premio de Italia de 1961. El mexicano se convertía en el piloto más joven en la historia en debutar en la serie (19 años, 208 días).

Rodríguez estuvo tras el volante de un 156 con un motor “viejo”, el V6 a 65º, mientras que sus compañeros usaban el de 120º. A pesar de la desventaja se calificó en segundo, lo que sorprendió aún más a Enzo. En carrera, lideró, cambiando posición con Phil Hill y Richie Ginther. Finalmente abandonó por una falla en la bomba de gasolina, pero el talento mostrado dejó a los expertos con ganas de más.

Gracias a sus manos fue fichado por Enzo, y para Ferrari consiguió un segundo lugar en Pau (no puntuable), cuarto lugar en Spa-Francorchamps y sexto en Alemania.

Publicidad
Ricardo Rodríguez
Ricardo Rodríguez

Vino el primer Gran Premio de México de Fórmula 1, que no otorgaría puntos para el campeonato por lo que Ferrari decidió no asistir.

El Gran Premio serviría como prueba para que nuestro país fuera sede oficial a partir de 1963, por lo que Ricardo tuvo un permiso de Ferrari para competir por su cuenta. En tiempo agregado de calificación, Ricardo solicitó el salir a pista para buscar la pole position, y al momento de entrar a la curva Peraltada sufrió una avería en la parte trasera de su Lotus 24, un auto rentado para la justa mexicana.

Publicidad

Ese 1 de noviembre de 1962 Ricardo, tras la falla, se convirtió en un pasajero y se fue a impactar contra los rieles de contención, para encontrar la muerte y convertirse en leyenda.

El primer gran ídolo del automovilismo mexicano tuvo una vida corta, llena de velocidad y triunfos, y aunque estuvo en pista pocos años, dejó en claro que es el piloto mexicano más talentoso en la historia.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad