Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Conoce los autos clásicos y ecológicos del príncipe Carlos

Su Alteza tiene un auto que funciona con vino y un tren Real, con aceite de cocina.
El Jaguar I-Pace del príncipe Carlos
El Jaguar I-Pace del príncipe Carlos

Si hubiera una lista de autos favoritos de la familia Real, esta tendría solo clásicos con funcionamiento amigable con el medio ambiente.

El primero en tener esta afición fue el príncipe Carlos , quien introdujo el primer auto totalmente eléctrico, un Jaguar I-Pace , el cual ofrece un par instantáneo de 700 Nm, 400 HP, llegando de 0-100 km/h en cuatro segundos.

Esta SUV fue utilizada por primera vez en un evento en beneficio de la Asociación Children & the Arts charity en el Royal Albert Hall. Bromeó acerca del automóvil al llamarlo "silencioso pero mortal", pues una sola carga podría llevarlo de Clarence House a la casa de Highgrove en Gloucestershire.

Además el Aston Martin Vintage, que maneja desde que tenía 21 años, ahora funciona con excedente de vino inglés y suero. Y es que, como parte de su interés en las prácticas sostenibles, insistió a los ingenieros de Aston para que encontraran una alternativa de gasolina que fuera más respetuosa con la naturaleza que, incluso, los combustibles fósiles.

Al príncipe Carlos le gustan los autos clásicos y ecológicos
Al príncipe Carlos le gustan los autos clásicos y ecológicos
Publicidad

El resultado dejó satisfecho al príncipe de Gales, pues declaró a The Telegraph que “funciona mejor y es más poderoso que con gasolina. Además, huele delicioso mientras conduces".

Y no todo se queda ahí. Carlos también ayudó a que el Tren Real, propiedad de la Reina y usado por él siete u ocho veces al año, funcionara con aceite de cocina. "Me tomó mucho tiempo lograr que funcionara con aceite usado y lo hace bastante bien. Pero no lo sé. Dicen que obstruye el motor o algo así”, afirmó.

A su lista se agrega otra joya ecológica, un Aston Martin DB6 MK2 que recibió por su cumpleaños número 21, en 1969, antes de prestárselo al duque y la duquesa de Cambridge para su boda en el 2012. Esta joya cuenta con 282 HP y es capáz de alcanzar una velocidad de 238 km/h.

Otros miembros de la familia también tienen esta inclinación por los clásicos, por ejemplo, el príncipe Harry y Meghan Markle eligieron un elegante Jaguar E-Type Concept Zero, como su auto de bodas a principios de este año. Y el príncipe Philip fue una de las primeras personas en conducir un prototipo de vehículo eléctrico en la década de los 70.

Publicidad
Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad