Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Viajar por carretera con tu perro y no morir en el intento

Los viajes en carretera pueden estresar a tu mascota e incluso enfermarlo, pero estos consejos te ayudarán a disfrutar cada kilómetro.
perro auto viaje.jpg

Viajar por carretera resulta uno de los placeres más recurrentes cuando llega el verano. Las vacaciones permiten subir a nuestros vehículos, pisar el acelerador y devorar kilómetros. Sin embargo, cuando viajamos con un perro, el trayecto puede complicarse y no siempre terminar de la manera soñada.

Con temperaturas que exceden los 30°C, los autos pueden ser un sitio poco amigable, y hasta peligroso para los perros. La organización IAM RoadSmart ha publicado una serie de consejos que ayudarán a que tu perro se sienta cómodo en el viaje y no se vea afectado en su salud.

Los perros podrían llegar a morir por las altas temperaturas dentro de un auto, por lo que la incomodidad es algo que se puede prevenir con sencillos pasos.

Publicidad

Lo primero es tener asegurado al perro. No se recomienda que el aditamento que se une al cinturón de seguridad de afiance al collar, pues en caso de un contacto y frenado fuerte , podría lastimar el cuello del animal, o incluso matarlo. Se recomienda un chaleco o arnés, que se sujeta justo en la espalda. Son los más seguros.

Además de tenerlo en un asiento, este sistema evitara que en una detención pueda saltar por la ventana, o en cuanto abras las puerta del vehículo.

El aire acondicionado es útil para mantener baja la temperatura, aunque debes recordar que, como el perro viaja en el asiento trasero, no siempre le llegará el aire de manera directa, por lo que debes direccionar las ventilas a distintos lugares, para enfriar por completo el área interior.

Trata de llevar una cobija fresca para que pueda acostarse en ella, además de asegurarte que el perro tenga acceso a un recipiente con agua. Las detenciones tras un par de horas en el camino son vitales para que pueda estirar las piernas y no caiga en fatiga. Por ello debes detenerte en lugares donde el asfalto no esté muy caliente o existan áreas con pasto o tierra. Para saber si la superficie no quemará las patas de tu compañero de viaje, comprueba que puedas tener la palma de tu mano por siete segundos en la superficie. Si el calor no te permite mantener la mano en el asfalto, es mejor buscar otro lugar.

Cuando hagas las detenciones, no dejes que tu perro corra de inmediato, sino que comience a caminar y a ambientarse.

Todos sabemos que dejar a tu perro en el auto podría causarle la muerte, así que si es forzoso hacerlo no olvides dejar las ventanas bajas. Una temperatura de 25°C puede convertirse en 37°C en solo minutos. En un día soleado, los 32°C en el exterior, se convierten en 42°C si no hay ventilación.

Si ves a un perro dentro de un auto sin ventilación, llama de inmediato a la policía. En casi todos los estados de México las leyes de protección a animales les permitirán ayudarles.

Con estos sencillos consejos, estamos seguros que junto a tu perro llegarás a tu destino de mejor humor y podrás disfrutar de las vacaciones.

Deportivos, de lujo, clásicos...
Te enviamos la información de tus autos favoritos.

Publicidad