Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Toyota Supra, nuestro primer contacto en pista

El deportivo de Toyota ya está en nuestro país y lo pusimos en pista para conocer sus famosas habilidades de maniobrabilidad y potencia.
Toyota Supra OffRoad.jpg

Al hundir el acelerador sientes un golpe en la espalda y el sonido del motor se convierte en música. Los conos en la pista de pruebas serpentean y hacen un camino que, piensas, no podrás tomar a esa velocidad, sin embargo Toyota Supra responde de un lado a otro, manteniendo la aceleración y el agarre, llegando a la meta en una pieza. Es nuestra primera prueba de manejo a este auto producido en Austria.

El deportivo de la armadora japonesa demuestra que es un digno heredero de las cuatro pasadas generaciones, las que, gracias a su potencia y maniobrabilidad le dieron fama en todo el mundo.

El más reciente miembro de la familia Toyota muestra un interior cuidado y enfocado al conductor, con mucha de la distribución que veríamos en un Z4, pero el logotipo en el volante te recuerda que estás en un auto con su propia leyenda. Y eso se comprueba al momento de manejarlo.

Publicidad

El brío que le dan los 335 caballos de fuerza y los 365 lb-pie es inmediato, y la transmisión automática de 8 velocidades entrega cambios exactos, muchas veces mejores que los que haríamos de manera manual a través de las paletas detrás del volante. Sólo así entiendes que logre el 0-100 km/h en 4.1 segundos (y nosotros nos quedamos bastante cerca).

Toyota Supra int.jpg

Al momento de realizar este primer contacto, nuestra primera prueba de manejo en pista, Supra demuestra que su configuración fue la atinada, y tal vez esa sea su mayor cualidad: la entrega de deportivismo.

La tracción delantera ayuda para apuntar la nariz del auto y dejar caer el pie en el acelerador para que vaya exactamente a donde le pides. Con modo Sport se convierte en un creador de emociones y vuelta tras vuelta demuestra sus capacidades y los beneficios de la construcción unibody.

Pero la aceleración no es lo único destacado en el coupé, pues cuenta con frenos de disco ventilados y, a pesar de forzarlos durante toda la prueba, jamás cambiaron su desempeño. En cuanto a diseño, el nuevo Toyota Supra 2020 tiene coqueteos con sus antecesores, como el techo con “doble burbuja”, o las líneas sobre el cofre.

Luego de una ausencia de 21 años en suelo americano, podemos decir que la espera valió la pena.

Deportivos, de lujo, clásicos...
Te enviamos la información de tus autos favoritos.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad