Razones para ver Marco Polo de Netflix

¿Todavía no has visto esta serie? Después de leer esto dejarás de perder el tiempo.
Marco Polo

Después de House of Cards, Hemlock Grove u Orange is the new black, Netflix demostró de lo que es capaz: historias diferentes, originales y de altísima calidad. Sin embargo, con Marco Polo inicia su nueva ola de producciones y se fue a lo grande: a grabar una macro producción épica (que costó 90 millones de dólares), con una calidad cinematográfica pero para la televisión, basada en uno de los personajes más interesantes y seductores de la historia.

Hay muchas razones para verla: Netflix escogió a uno de los mejores guionistas de la industria, John Fusco, quien se adentró profundamente en la vida del mayor viajero de la historia: Marco Polo y su estancia en la corte del emperador mongol: Kubali Kan (uno de los grandes conquistadores asiáticos). Se asoció con una de los más importantes estudios cinematográficos estadounidense: The Weinstein Company.

También, escogió a la mancuerna de directores de cine nominados al Oscar: Joachim Rønning y Espen Sandberg, (quienes están por estrenar también la nueva entrega de la saga de Piratas del Caribe). Filmaron majestuosamente en Kazajistán, Venecia y Malasia en los estudios Pinewood; recreando palacios y vestuarios de la China del siglo XIII y grandes campos de batalla.

No conformes con estos aspectos técnicos, En Marco Polo se recrea la historia y cultura de la Ruta de la Seda y sus seductores paisajes del lejano Oriente, que serán un deleite para los amantes de la arquitectura, los viajes y las referencias históricas de esta época.

Aunque la historia de la serie se desarrolla en un mundo repleto de avaricia, traición, intriga sexual y rivalidad, Marco Polo es, sobretodo, una historia basada en lo que hoy conoceríamos como “being a genetlman”, pues el joven explorador es un ejemplo de honor, respeto, lealtad, caballerosidad, elegancia, inteligencia, pasión y entrega, que cuenta además con el don de la palabra y seducir, a cualquiera, con el arte de contar una historia.

Por si esto fuera poco, además de las batallas y luchas en los campos de la corte de Kublai Kan (nieto de Gengis Kan), en la serie se pueden ver grandes, emocionantes, ágiles y espectaculares escenas de artes marciales (y la filosofía del kung-fu) que harán el deleite de cualquiera, (no se pierdan en especial la escena del décimo capítulo de la temporada).

Y, como corona del pastel, no se pueden perder las escenas eróticas de la serie, con desnudos cuidadísimos y llenos de erotismo; con escenas que van desde furtivos y secretos encuentros, hasta grandes y sensuales orgías en el harem del Gran Kan.
Sin duda, Marco Polo, está destinada a marcar una época y una nueva forma de hacer televisión para deleite de los espectadores.

P.D. Y no, Marco Polo no es Game of Thrones, mientras ésta última es una serie de ficción; Marco Polo es una serie épica histórica llena de acción y referencias culturales reales.

Ahora ve
10 cosas que no sabías de Back to the Future
No te pierdas
×