10 casas a las que nos gustaría llamar hogar

De Gehry a Le Corbusier, pasando por el retrofuturismo, estas son las viviendas que cualquiera desearía
-
Casa Fez (Álvaro Leite Siza Vieira)  -  (Foto: Casa Fez (Álvaro Leite Siza Vieira))

Como si estuviéramos en “The Sims”, estas joyas arquitectónicas dan ganas de mudarse inmediatamente a su interior. En nuestra inmobiliaria imposible pueden encontrar 10 propiedades de alto valor que no pueden comprar, o sí... Si son multimillonarios (en ese caso, nos alegramos muchísimo por ustedes).

1. Residencia Gehry (Santa Mónica, California) – Frank Gehry

Cuando el célebre arquitecto canadiense compró con su mujer una casa de estilo colonial holandés para vivir en la costa californiana, no lo hizo para quedarse con los brazos cruzados. Gehry, con su creatividad desbordante deconstructivista, dejó la casa intacta y construyó otra alrededor con formas poco usuales. Materiales no convencionales como metal corrugado o madera contrachapada la hacen ideal para los que siempre han querido vivir dentro de un cuadro cubista.

2. Bolwoningen (Hertogenbosch, Holanda) – Dries Kreijkamp

Basada en las teorías alternativas de los 80 de hogares autosostenibles, la idea de este arquitecto holandés es acertada para solteros o parejas que quieran vivir de forma retrofuturista y acogedora. Vivir en una pelota de golf hecha de PVC no es para todo el mundo... Pero si tienen dudas pregunten al propio arquitecto: lleva hospedándose en una desde 1984.

3. Casa en las nubes (Suffolk, Reino Unido) – F. Forbes Glennie

Un verdadero rascacielos de madera construido sobre la estructura de un depósito de agua. Aquellos a quienes les gusten las buenas vistas y no les importen las escaleras (tiene 68 en total) pueden rentar una semana en una recámara de esta peculiar estructura.

4. Casa Curutchet (Buenos Aires, Argentina) – Le Corbusier

Si han visto la película argentina El hombre de al lado saben de lo que hablo: vivir en una casa del célebre Le Corbusier es un verdadero lujo. Lo que antes era la mansión de un cirujano famoso, actualmente hospeda el Colegio de Arquitectos de la Plata. Aún así, ¿a quién no le gustaría gozar de las amplias ventanas longitudinales mientras toma el café por la mañana?

5. Casa de la cascada (Pennsilvania, EUA) – Frank Lloyd Wright

El monumento de los años 30 es seguro la casa de fin de semana que cualquier familia desearía. Se trata de la integración perfecta del domicilio con la naturaleza, los cimientos son rocas y la cascada fluye harmónicamente a través de ella. En palabras del mismísimo Wright: "Quiero que vivan con la cascada, que ella se convierta en parte integral de sus vidas". 

6. Casa Fez (Porto, Portugal) – Álvaro Leite Siza Vieira

Cuando un arquitecto diseña su propia casa está claro que no escatimará en detalles. Aquí tienen un ejemplo de manual. 12 años de trabajo han conseguido que Álvaro Leire Siza Vieira la defina como "el trabajo de una vida". Ángulos y formas perfectas esculpidas en una estructura blanca y diáfana relajarán hasta a los más estresados.

7. Residencia YTL (Kuala Lumpur, Malasia) – Jouin Mank

3,000 metros cuadrados de perfección construidos para una poderosa familia de Malasia. Tres generaciones viven en el interior de una "humilde morada" que cuenta con biblioteca, nueve dormitorios, un estudio, una capilla, dos suites para invitados, una sala de baile e incluso alberca. Todo está diseñado con gusto exquisito y combina a la perfección con las estructuras curvilíneas de madera. La verdad, nos gustaría ser millonarios para poder pagarla.

8. Chalet Brickell (Ródano-Alpes, Francia) – Pure Concept

¿Acaso no desearían pasar las vacaciones de Navidad viendo nevar en el exterior mientras se calientan las manos con la chimenea dentro de un lujoso chalet francés en los Alpes? Una mala noticia y una buena. La mala: son unos $410,000 pesos a la semana. ¿La buena? Pueden partir el precio entre 18 personas, si eso les sirve como consuelo.

b

9. Bridle Road Residence (Cape Town, Sudáfrica) – Antonio Zaninovic

Una magnífica villa que se funde con la falda de Table Mountain. Lo mejor de todo, es altamente sostenible: una piscina ecológica que se limpia sola o el uso de la tierra y el viento para regular la temperatura. Sin duda, una residencia ideal para amantes de la naturaleza. Además, su sobriedad casi escandinava o japonesa hacen de este un lugar lujosamente sencillo.

10. La pedrera (Barcelona, España) – Antoni Gaudí

En una palabra: modernismo. El genio catalán Antoni Gaudí diseñó este peculiar edificio naturalista para una familia burguesa en 1910. Con formas marinas que recuerdan a olas y mosaicos imposibles, es el arte hecho inmueble. Pese a no ser habitable hoy día, uno desearía ser un burgués adinerado cuando admira su esplendor.

Ahora ve
Esto piensan las mujeres mientras hacen sexo oral
No te pierdas
×