Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las mejores fugas del cine

Recopilamos los mejores escapes de prisión que nos ha dejado la ficción audiovisual
-
The Grand Budapest Hotel (Wes Anderson, 2014) - (Foto: The Grand Budapest Hotel (Wes Anderson, 2014))

En Hollywood, los personajes que escapan de una prisión suelen estar acusados equivocadamente, o por razones que podemos entender, por lo que al final se convierten en una suerte de héroes. Eso, o son unos genios en el arte del escapismo ante los que no nos queda más remedio que aplaudir maravillados. Para comprobar esta teoría (bastante distante a la vida real...) hemos recopilado algunas de las mejores fugas que nos ha dejado el séptimo arte.

The Shawshank Redemption. El clásico drama carcelario. Amistad, redención y una fuga magistral.

 

 

Publicidad

Cool Hand Luke. El prisionero no es más que un espíritu libre encerrado por una noche de borrachera, un atractivo Paul Newman que evidentemente merece escapar.

 

 

The Great Escape. Los héroes aquí escapan de una prisión nazi. Las razones se sobreentienden.

Publicidad

  

Prison Break. Entre víctimas y criminales crean un plan maestro que involucra un complejo tatuaje corporal del mapa de la cárcel. No nos queda más que rendirnos ante su genialidad.

Publicidad

 

Escape from Alcatraz. Un criminal que sigue un código de honor como éste se gana completamente la empatía del público. Eso y que, ¿a quién le puede caer mal Clint Eastwood a estas alturas?

 

Publicidad

Out of Sight. Jack Foley (George Clooney) roba a los ricos sin ser violento y escapar de prisión es sólo una de sus muchas loables hazañas.

 

 

Papillon. Una representación de la incesante tortura que es para el personaje principal estar en prisión después de haber sido acusado injustamente. Escapar era lo mínimo.

Publicidad

También podría interesarte

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad