Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Mira las apuestas más extrañas para el Super Bowl

Revisamos cómo están las previsiones deportivas y no tan deportivas del gran evento de la NFL
Super Bowl
Super Bowl Apuestas

El Super Bowl tiene a todos los fans de la NFL a la expectativa respecto a quién surgirá vencedor del duelo, los New England Patriots o los Atlanta Falcons. Pero hay algunos que no tienen suficiente con la victoria de su equipo y, para agregarle un poco de emoción al evento, apuestan grandes cantidades de dinero con la esperanza de ganar una pequeña fortuna. Según un informe de la Asociación Americana del Juego, se espera que se gasten unos 4.700 millones de dólares en apuestas, un 97% de ellas ilegales.

Así, si dejamos al dinero hablar, según el sitio web Bet465 los Patriots tendrían ventaja –con 1.77 dólares por dólar apostado– respecto a los Falcons –con 2,48 dólares–. Además, una infinidad de variables se extiende desde que no haya touchdowns en todo el partido –unos 400 dólares por cada 10–, la distancia de los pases entre Matt Ryan y Tom Brady de los Patriotas o si saldrá cara o cruz en el sorteo incial. Por cierto, va ganando cruz.

No obstante, si hablamos de variables, las más curiosas y a la vez extravagantes son aquellas que no tienen nada que ver con el juego. Por lo tanto, la reina de estas es la responsable del concierto de medio tiempo: Lady Gaga. Las apuestas sobre su color de pelo tienen como seguro su habitual rubio, aunque quien haya puesto cualquier otro color podría ganar un pequeño margen. Asimismo, "Bad Romance" es la favorita para dar el tiro de salida a su recital. El color de su pintalabios, si insultará al nuevo presidente de los EUA o cuántas veces cambiará de vestido también son objeto de inversión.

Quitando la vista de Lady Gaga, en el sitio irlandés Paddy Power vemos que hay dinero invertido en el color de la corbata de Donald Trump (si quitamos el rojo, aquellos que han augurado una rosa sacarían 25/1), el color de Gatorade que primero impacte contra el entrenador ganador (naranja y amarillo están empatados) o si Luke Bryant, responsable de cantar el himno, tardará más de 128.5 segundos en cantarlo e incluso si olvidará alguna palabra haciéndolo.

Definitivamente, la única apuesta que esperemos que no se cumpla es la improbable posibilidad de que haya otro corte de luz como el de 2013 (40/1) y podamos disfrutar del Super Domingo sin interrupciones.

Historias deportivas en tu correo
Te enviamos la información más relevante sobre deportes.

Publicidad