Tú podrías ser el culpable de que México pierda en la Copa Confederaciones

El partido frente a Portugal estará bajo vigilancia estricta de la FIFA
Los aficionados podrán costarle el partido frente a Portugal
Selección Mexicana de Fútbol  Los aficionados podrán costarle el partido frente a Portugal  (Foto: Getty Images)

Ningún partido de futbol que tenga como protagonista a un equipo mexicano se salva de estar acompañado del grito característico de la afición futbolera nacional. Sí, hablamos del “eeeeeh puu...” que el público mexicano acostumbra a rugir cuando el rival va a cobrar un tiro de esquina o realizar un saque de meta.

Es ese mismo grito, tan de la idiosincracia mexicana –que inicia con el llamado de la afición que agita las manos al frente mientras enuncia un eterno “eeeeeeeeeh”, para luego soltar el “pu...” que retumba en los estadios–, el que podría costarnos la suspensión del partido de este domingo de la Selección Mexicana contra Portugal.

FIFA ha advertido a los hinchas de México y Chile que no permitirá más de esos gritos durante la Copa Confederaciones, ya que la organización considera ofensivos y discriminatorios para con la comunidad gay.

Para ello, el organismo anunció que vigilará con lupa el comportamiento de los aficionados para evitar más incidentes ofensivos durante el torneo que arranca este sábado. La nueva orden es que los árbitros detengan los partidos si los fanáticos hacen mano del grito que nació en México.

FIFA inspeccionará el partido frente a Portugal y el resto de la Confederaciones
 FIFA inspeccionará el partido frente a Portugal y el resto de la Confederaciones  (Foto: Getty Images)

Esto es parte de las medidas anti discriminación que la FIFA implementará en el campeonato, antesala de la Copa del Mundo. Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA, dijo que los amantes del futbol tienen que entender que ponen en riesgo el partido de su equipo si se niegan a respetar las reglas del juego limpio.

De acuerdo a la portavoz de la FIFA, por medio de altavoces se invitará al público a evitar estas malas prácticas, lo cual da pie a los árbitros a que detengan el partido e, incluso, que lo terminen sin importar el tiempo restante.

La organización ya había invitado a la afición latinoamericana a evitar estas prácticas discriminatorias, aunque según Samoura, ni las sanciones ni la educación que se plantearon con anterioridad terminaron con esta costumbre.

Así que si los asistentes al encuentro no quieren que su equipo regrese a casa antes de terminar los 90 minutos, tendrán que abstenerse de entonar el tradicional grito que ha acompañado los partidos de futbol los últimos años.

Ahora ve
Fragmentado, la película de terror psicológico más esperada del año
No te pierdas
×