Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

'Magic' Johnson, un ejemplo a seguir en la lucha contra el VIH

Uno de los momentos más emotivos en la historia del básquetbol se vivió en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.
'Magic' Johnson con el 'Dream Team'
Karl Malone, John Stockton, Charles Barkley y 'Magic' Johnson

Las leyendas vienen acompañadas de grandes historias, y hoy recordamos una de ellas, protagonizada por el ícono del básquetbol, Earvin “Magic” Johnson .

Su carrera dentro de las canchas es imborrable, pero lo que realmente enalteció su legado, fue su lucha contra una de las enfermedades más mortales, el VIH.

Desde su diagnostico en 1991, el tres veces jugador más valioso y cinco veces campeón de la NBA fue sometido a reconocimientos médicos con la intención de mejorar su contrato, lamentablemente los resultados no fueron los esperados: era portador de VIH. Durante las dos siguientes semanas, la estrella de los Lakers se dedicó a investigar todo lo relacionado con su enfermedad y a realizarse pruebas que solamente confirmaban su diagnóstico.

'Magic' Johnson con el 'Dream Team'
Karl Malone, John Stockton, Charles Barkley y 'Magic' Johnson

En 1991 los médicos le advirtieron que el ejercicio exhaustivo podría debilitarlo, sin embargo, un año después fue llamado para formar parte de la selección que iría a los Juegos Olímpicos de Barcelona, el cual contaba con jugadores como Michael Jordan , Larry Bird, Scottie Pippen, entre otros, y que ganaría la medalla de oro con un promedio de 44 puntos de diferencia por partido. Más adelante sería apodado como “Dream Team”.

Publicidad

Ese mismo año intentó volver, pero la discriminación de compañeros y rivales lo hicieron desistir. Sin embargo, en 1996, tras 4 años y medio de ausencia, volvió a jugar con los Lakers, disputando 32 partidos, aunque unos meses después anunciaría su retiro definitivo, convirtiéndose en una leyenda de la NBA.

'Magic', se volvió portavoz de la lucha contra el VIH/SIDA e incluso, la Organización Mundial de la salud (OMS) lo ha señalado como un ejemplo de que el contagio de este virus no es mortal, y que sus portadores pueden hacer una vida normal.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad