Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Viggo Mortensen es el fan más grande de San Lorenzo de Almagro

El actor de 60 años, quien creció en Argentina y Venezuela, no esconde su pasión por el futbol, en especial, por el equipo con sede en Buenos Aires.
Viggo Mortensen
Viggo Mortensen en la red carpet de los Golden Globes.

Viggo Mortensen , nacido en Nueva York, Estados Unidos, es una reconocida estrella del universo hollywoodense; sin embargo cuando Axel Kuschevatzky, conductor de TNT , pronunció su nombre y le dio la bienvenida en la red carpet de la 76ª entrega de los Golden Globes , fue imposible no confundirlo con algún director técnico del futbol europeo o con el más hincha de los hinchas del club de sus amores.

Mortensen arribó a la gala en la que aspiraba a conseguir el galardón en la categoría 'Mejor Actor en Comedia', y antes de conceder una pequeña entrevista, lo primero que hizo fue levantarse el botamanga del pantalón para lucir una medias azulgrana que llevaba puestas en honor al San Larenzo de Almagro .

Antes de comenzar a soñar con ser estrella de cine y de filmar su primer película ( Witness en 1985), Mortensen creció en el barrio de Buenos Aires y allí se le iba la vida en dos cosas: escribiendo pequeños cuentos y rompiendo ventanas con la pelota. En el potrero sus amigos eran Bosteros, Xeneizes... pero él siempre quiso ser Cuervo. El amor por la camiseta del Ciclón se lo contagió a su hijo, Henry Blake.

“Había que salir huyendo, ¡lo peor es que era sin la bola! El futbol me ha gustado desde que tengo memoria. Alguna vez llevé a mi hijo a la esquina de San Juan y Boedo -donde van los fans de San Lorenzo cuando son campeones- le di un tour, y con ese lindo acercamiento comenzó a seguir al Ciclón. Ahora cuando podemos, miramos juntos los partidos”, confesó Mortensen en una entrevista radiofónica.

Publicidad

Lucir medias azulgrana no fue el único gesto con el que el actor mostró orgulloso ser del San Lorenzo. En su aparición en Green Book, su vestuario lleva esos mismos colores y también hay una pared de la habitación del hotel dice 'CASLA', por las iniciales de San Lorenzo.

"En la cinta los colores yo no los elegí, juro que no fue idea mía", le dijo Mortensen a Kuschevatzky, quien también es fan del club de Boedo.

Antes de partir, Viggo se despidió lanzando un gran mensaje a los seguidores de su equipo: "Saludos a América Latina y a todos los cuervos. ¡Aguante el Ciclón!”.

Historias deportivas en tu correo
Te enviamos la información más relevante sobre deportes.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad