Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Acusan de violación a Antonio Brown, receptor de los Patriots

Britney Taylor, ex preparadora física, demandó al jugador por tres casos de violación y abuso sexual

Antonio Brown, jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra, fue demandado por agresión sexual y violación por parte de su ex preparadora física, Britney Taylor.

El jugador, reconocido como uno de los mejores receptores abiertos de la NFL –así como uno de sus jugadores más controversiales– fue acusado por Taylor de abusar sexualmente de ella en tres ocasiones entre 2017 y 2018, como señala la demanda interpuesta en su contra tras su fichaje por el equipo liderado por Tom Brady.

“Hablar en condición de víctima de violación por parte de Antonio Brown ha sido una decisión sumamente difícil”, señaló Taylor a través de un comunicado emitido por su equipo de abogados tras denunciar al jugador. Para hacer público su caso, indica la ex gimnasta: “he encontrado la fuerza en mi fe, mi familia y otras sobrevivientes de abuso sexual”.

Publicidad

De acuerdo con la versión de Taylor –de 28 años–, Antonio Johnson, de 31 años, la agredió sexualmente en dos ocasiones en junio de 2017. La primera vez, de acuerdo con el documento judicial, el jugador de los Patriots se desnudó enfrente de ella e intentó besarla sin su consentimiento; la segunda, explica, Johnson se masturbó detrás de ella y eyaculó en su espalda.

Casi un año más tarde, en mayo de 2018 tras romper la relación laboral por las agresiones, el receptor se puso en contacto con Taylor para ofrecerle disculpas. Sin embargo, esa ocasión, detalla la preparadora, el ex jugador de Oakland forcejeó con ella, la aventó contra una cama y la violó.

LEER: EL ESCÁNDALO DE ABUSO SEXUAL QUE MOSTRÓ EL LADO OSCURO DEL SUEÑO OLÍMPICO DE EU

Por su parte, el nuevo receptor de los Patriotas de Nueva Inglaterra negó –a través de sus abogados–, la acusación en su contra y señaló que sí, tuvo relaciones sexuales con Britney Taylor pero, afirmó, fueron consentidas.

Darren Heitner, representante legal de Antonio Brown, dijo que el jugador recurrirá a todos los medios legales, “no sólo para limpiar su nombre, sino también para proteger a otros atletas profesionales en contra de acusaciones falsas”. Por su parte, la directiva de los Patriots señaló que la NFL realizará su propia investigación de las acusaciones de violación en contra de Brown.

“Estamos al tanto de la demanda civil interpuesta contra Antonio Brown, así como la respuesta de sus representantes legales. Nos tomamos muy en serio estas acusaciones. Bajo ninguna circunstancia, nuestra organización perdona la violencia y agresión sexual. La liga nos ha informado que seguirán investigando y no haremos más comentarios durante el tiempo que esta investigación se realiza”, señaló el equipo de Nueva Inglaterra a través de un comunicado.

Taylor y Brown se conocieron cuando ambos formaban parte un grupo de estudio bíblico de la Universidad Central de Michigan, equipo de futbol americano en el cual jugó el receptor antes de ser seleccionado por los Steelers de Pittsburgh, en la sexta ronda del draft de la NFL en 2010. Tras su fichaje en la liga profesional, Brown contrató a Taylor como su entrenadora física.

La demanda fue presentada en Florida apenas un día después de que Brown fuera firmado por los Patriots de Nueva Inglaterra, unos días después de su salida de los Raiders de Oakland.

Historias deportivas en tu correo
Te enviamos la información más relevante sobre deportes.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad