8 lecciones de la vicepresidenta de Facebook para ser buen manager

Lori Goler alcanzó el éxito gracias al exitoso libro “First, Break the Rules”; de cual te decimos los puntos más importantes
Lori Goler y su guía al éxito.
Vicepresidenta de Facebook  Lori Goler y su guía al éxito.  (Foto: Cortesía)

Cuando Lori Goler se convirtió en vicepresidenta de Facebook en 2008, comenzó a trabajar en las fortalezas base de la compañía. Este término es usado en el bestseller de Marcus Buckingham y Curt Coffman, First, Break the Rules (1999). En ese entonces los autores eran analistas y a partir de ello esbozaron algunos insights de 80 mil managers en 400 empresas de los cuales te nombramos los 8 más importantes y que incluso Lori ha aplicado en el exitoso de Mark Zuckerberg.

1. Las relaciones estrechas son cruciales para el éxito

Buckingham y Coffer escribieron 12 preguntas para “capturar todo lo que necesitas saber en tu lugar de trabajo”. A continuación te las presentamos:

1.1 ¿Sé lo que esperan de mí en el trabajo?
1.2 ¿Tengo el equipo y material necesario para hacer bien mi trabajo?
1.3 En el trabajo, ¿tengo la oportunidad de hacer todos los días lo que mejor hago?
1.4 En los últimos siete días, ¿he recibido reconocimiento por mi buen desempeño?
1.5 ¿Acaso mi jefe o alguien del trabajo se interesa en mí como persona?
1.6 ¿Hay alguien en el trabajo que impulse mi desempeño?
1.7 ¿Mis opiniones son tomadas en cuenta en el trabajo?
1.8 ¿La misión y propósito de la compañía me hace sentir que mi trabajo es importante?
1.9 ¿Mis compañeros de trabajo están comprometidos con la buena calidad de trabajo?
1.10 ¿Tengo un mejor amigo en el trabajo?
1.11 En los últimos seis meses, ¿alguien en la oficina me ha hablado sobre mi progreso?
1.12 Este último año, ¿he tenido oportunidades de crecimiento y aprendizaje?

2. Grandes managers no siguen la Regla de Oro

Ésta establece que debes de tratar a otros como te gustaría que te trataran, sin embargo, los autores aseguran que es una gran deficiencia, ya que si tratas a tus empleados como si fueran tus amigos, lo único que ocasionas es que fallen en su desempeño.

3. Managers y líderes son profundamente diferentes, pero ambos son necesarios

Buckingham y Coffman escriben que se piensa que los managers son autómatas que se mueven alrededor de la oficina, mientras que los líderes son aquellos que realmente sacan la compañía adelante; sin embargo, esto no es correcto.

Ambos analistas aseguran que ambos tienen roles diferentes y son necesarios. “Grandes managers miran hacia dentro”, y los “grandes líderes ven hacia afuera”. Esto quiere decir que los líderes no tienen el tiempo para determinar las necesidades individuales y estilos de sus empleados porque están concentrados en un plan más amplio. Depende de los managers establecer esa relación y construir una relación laboral sólida.

4. Los empleados deben ser contratados primeramente por su talento

Experiencia, inteligencia y determinación también son importantes factores al momento de considerar a un candidato para un puesto, pero antes que esto, se debe ver primero si la persona tiene talento.

Según Buckingham y Coffman, talento es “un patrón recurrente, un sentimiento y comportamiento que puede ser aplicado de forma productiva”.

Los managers deben buscar un indicativo del carácter del entrevistado y cómo es que éste se comporta dentro de un ambiente de trabajo.

5. Los empleados deben de ser guiados por resultados, no por pasos

Para que una persona logre un gran trabajo, los buenos managers deben darle a sus empleados libertad de encontrar su propio camino para que den buenos resultados.

“Definir buenas metas y dejar a la persona encontrar su propia ruta para lograrlos”, es lo que escriben los autores.

6. Grandes managers comparten la mayor parte de su tiempo con sus mejores empleados

Buckingham y Coffman escriben que es intuitivo el hecho de que los managers pasen más tiempo con los empleados problemáticos que con los que tienen un buen desempeño, sin embargo sus investigaciones arrojaron que lo que deberían de hacer sería ser lo opuesto, ya que los buenos empleados son responsables del buen funcionamiento de la empresa.

“No están tratando de corregir o instruir. En vez de ello, están tratando de averiguar mejores formas para explotar los diversos talentos de sus buenos trabajadores”.

7. En una compañía no debe de haber un solo camino al éxito

Los autores establecen que muchas de sus historias ilustran la triste realidad de varias empresas que promueven a sus empleados top en puestos que no los hace explotar sus talentos.

Para tener una buena organización, una compañía debe ofrecer diversos caminos para que la persona realice su función de forma más exitosa.

8. El feedback debe de ser regular

Una revisión cada seis meses o anual jamás debe de ser sorpresiva, ya que la frecuencia en que esto se haga depende de la industria. Así que si los managers se reúnen con sus empleados de manera personal al menos una vez al mes y llegan a metas conjuntas, el éxito puede ser fácilmente alcanzado.

Esto también construye una relación de comunicación abierta, ya que permite operar de una forma más eficiente.

Ahora ve
David Beckham se convierte en el nuevo ícono mundial de estilo
No te pierdas
×