Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

8 datos que deberías saber sobre las armas de fuego en México

El número de compra-venta legal va en aumento, pero la mayoría de las armas que circulan lo hacen de forma ilegal.
Armas en México
Armas en México Datos que no sabías

En México, seis de cada diez homicidios fueron cometidos con un arma de fuego en el 2016, a pesar de que el país cuenta con una sola tienda legal para conseguirlas.

El comercio de armas fuego es el negocio más lucrativo a nivel mundial, le siguen el tráfico de drogas y la prostitución, según Amnistía Internacional. Además, esta industria está creciendo y conlleva intereses estratégicos, políticos, económicos y socio-laborales.

México no es ajeno a este problema. Te resumimos los puntos clave que debes saber sobre las armas de fuego en el país y los efectos que tienen.

1. De 1930 a 1970, en México era fácil encontrar tiendas armas
Antes era más fácil encontrar negocios dedicados a la venta de armas de fuego, incluso algunas tiendas departamentales contaban con algunas piezas en el área de deportes. Todo cambió cuando se creó la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en 1972.

2. Hoy sólo existe una tienda para compra de forma legal
Tiene prohibido anunciar lo que vende, depende del ejército y es atendida por soldados, además se pide conservar el anonimato de su ubicación.

3. El derecho constitucional a la posesión de armas se inspiró la Segunda Enmienda estadounidense
El décimo artículo de la Constitución mexicana dicta que: “los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional”. El mismo tiene su origen en la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense de 1787.

Publicidad

4. Los requisitos para poder portar legalmente un arma de fuego son pocos
Según la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) son: presentar solicitud, tener un modo honesto de vivir, haber cumplido con el servicio militar nacional (no aplica para mujeres), no tener impedimento físico y mental para el manejo de las armas, no tener antecedentes penales, no consumir drogas, tener un domicilio fijo y acreditar el criterio marcado por la institución. Esto es preocupante porque no se necesita tomar ningún curso de entrenamiento de manejo de armas para poseer una.

5. Se ha incrementado la compra legal de armas, a la par aumentaron los homicidios y suicidios
Según datos arrojados por una investigación de Animal Político bajo el argumento de proteger sus casas el número de civiles que ha comprado armas de fuego ha aumentado de forma exponencial. En un lapso de 15 años (de enero 2000 a enero 2016), el incremento fue de 1700% y, a la par, los homicidios –tanto intencionales como accidentales– se triplicaron.

Otro problema social que incrementó en los últimos diez años fue el suicidio. Según datos oficiales, los métodos más utilizados son: el ahorcamiento, seguido del disparo con arma de fuego y, por último, el envenenamiento,

6. En el país circulan más de 20 millones de armas, y la mayoría de forma ilegal
En el 2015, un informe de la Cámara de Diputados estimaba que cerca de 15 millones de armas de fuego circulaban en México y el 85% lo hacían de forma ilegal. En el 2016 la cifra subió a 20 millones y el 65% estaba en el poder del crimen organizado.

7. La mayoría de las armas ilegales provienen de Estados Unidos
Un reporte estadounidense de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) realizado en el 2016 rastreó el lugar de procedencia de 105 mil armas decomisadas en México. Se encontró que el 70% provenía de Estados Unidos, 17% de otros países y del 13% restante no se pudo encontrar su procedencia.

8. Hay un proceso legislativo abierto para endurecer la ley vigente
La ley vigente es laxa: las personas que han sido detenidas por portar armas de fuego sin permiso salen libres si pagan fianzas de entre dos mil y diez mil pesos. Además, los requisitos para adquirirlas de forma legal son pocos.

Por esto, en diciembre del año pasado el Senado aprobó incrementar las sanciones por la portación de armas de fuego sin el permiso correspondiente. Además, se espera que se aumente el número de requisitos y sea obligatorio: presentar estudios de carácter psicométrico o psicológico y tener estudios acreditados de enseñanza técnica sobre uso de armas de fuego.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad