Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

El día que Frank Sinatra insultó a Donald Trump

¿Que le dijo 'La Voz' al empresario cuando este último quiso abaratar su participación en uno de sus casinos?
Frank Sinatra
Frank Sinatra -

Si hay algo que tienen en común Donald Trump, y el legendario cantante Frank Sinatra, es una personalidad susceptible al conflicto. A pocos sorprendería saber que cuando los dos se involucraron por negocios, los insultos y la violencia física hicieron acto de presencia.

Según la nueva autobiografía de Eliot Weisman, el exmanager de Sinatra, Trump tuvo desacuerdos con el cantante durante las negociaciones sobre una próxima actuación en la apertura del Trump Taj Mahal Casino en Atlantic City, Nueva Jersey en 1990.

Con un acuerdo firmado para cumplir todos los requisitos, Weisman afirma en The Way it Was: My Life with Frank Sinatra, que se encontró nuevamente en la mesa de negociaciones con el equipo de Trump después de que el operador original del casino, Mark Grossinger Etess, muriera en un accidente de helicóptero.

Tomando las riendas de la situación, Trump trajo a Weisman y, usando las tácticas expuestas en su nuevo "Art of the Deal", trató de decepcionar al gerente de uno de los cantantes más queridos y exitosos de la historia.

De acuerdo con la contado por Weisman, Trump calificó como “demasiado caro” el costo de la serie de 12 actuaciones de Sinatra, presionando por negociar un precio más bajo. También quería desaparecer de los espectáculos la participación de Steve y Eydie y Rat Packer Sammy Davis Jr., quienes acababan de ser diagnosticados con cáncer. "¿Quién es Steve y Eydie?" Preguntó Trump.

El relato de Weisman continúa cuando supuestamente llamó a Sinatra para informarle sobre las razones por las que cambiaba el trato original. La respuesta del cantante fue fuerte y típica para el temperamento de “La Voz”. Le dijo que tenía dos opciones para decirle a Trump: que se fuera a la mierda o le diera el número de teléfono para poder hacerlo él mismo.

Publicidad

Weisman regresó con Trump para entregar el mensaje del cantante, diciéndole al magnate: dice Frank Sinatra que "go fuck himself!” Las negociaciones terminaron allí.

Años después, Trump buscaría de nueva cuenta al representante cuando necesitó espectáculos para la apertura del complejo Mar-a-Lago en Florida. Don Rickles, Steve y Eydie fueron los artistas elegidos para la marquesina.

El ahora presidente de Estados Unidos perdió la mitad de la propiedad del casino de Atlantic City, al no lograr superar la deuda y, al parecer, con él también se fueron los rencores del pasado pues usaría la canción "My Way" como la banda sonora de su primer baile durante la ceremonia Inaugural de su periodo presidencial.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad