Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

¿Por qué St. Vincent es considerada la David Bowie femenina?

Platicamos con St. Vincent previo a su presentación en el Ceremonia 2018.
St. Vincent
St. Vincent La cantautora regresará a México con dos shows. (Foto: Cortesía St. Vincent / Nedda Afsari)

St. Vincent personifica la definición exacta del artista integral: conjunta como nadie la música, el baile y el arte digital en un mismo espectáculo. La cantautora estará en México para ser parte del concierto de The Killers en el Foro Sol y uno de los platos fuertes del Festival Ceremonia 2018 .

Hubo una época en la que Annie Clark (su nombre verdadero) abordó un autobús lleno de vodka y Red Bull, en el que viajaban los Polyphonic Spree, un coro sinfónico de rock pop que andaba de gira por Estados Unidos. A pesar de las curvas y los caminos empinados, se mantuvo en su sitio, lejos de lo que la podía apartar de su carrera como artista. Y después de poco más de 10 años de aquel viaje, todo indica que se mantiene igual, siempre con la vista en el mismo destino: la música.

En su caso, fue con sus tíos, Tuck Andress y Patti Cathcart, de Tuck & Patti, donde empezó todo. Desde muy niña, Annie había mostrado un claro interés musical. A los nueve años, por ejemplo, ya era una ferviente admiradora de Nirvana. Por eso, no resultó tan extraño que, a los 12, sus tíos la invitaran a ir de gira con ellos. Durante ese tour, Annie visitó distintos escenarios y conoció a varios tipos de público. A veces hacía los coros; otras, aprendía a tocar guitarra o algún otro instrumento. Y en todos los casos, siempre veía de principio a fin todo el proceso de un show en vivo.

“Tuve suerte de empezar desde abajo e ir creciendo paulatinamente. Eso me ha dado la oportunidad de conocer los niveles de la industria musical . No todos los artistas pueden tener esa experiencia, pues en ocasiones sólo adquieren fama rápida".

St. Vincent
St. Vincent

Antes de dar un paso en lo profesional, Annie fue a la escuela. Y no a cualquiera, sino a la prestigiosa Berklee College of Music, en Boston… pero no era lo que ella buscaba y a los tres años abortó la misión.

Publicidad

Mientras decidía qué rumbo tomar, y después de abordar el autobús de los Polyphonic Spree, se embarcó en otra aventura: la de vivir en Nueva York y buscar un golpe de suerte. Tenía poco dinero, pero para ella nada importaba más que cumplir su sueño; sin embargo, a los tres meses se quedó sin nada y así como llegó sin un plan establecido, se fue de la misma forma ¿Cómo seguir adelante, sin caer en el vicio, cuando todo se ve perdido?, pensó.

"Mi prioridad es sólo una: la música. Quien logra entender que el foco principal es la profesión, crear canciones y cantarle al público, puede estar mucho tiempo en la industria sin tener problemas. He sido afortunada de poder abstenerme de esos vicios , pero cuando he llegado a sentir el peligro de caer en alguno, busco mantener ocupada mi mente; es la mejor terapia”.

Concentrarse en su propia ruta hizo que produjera mucha música, que compartió en el ya extinto MySpace. Gracias a eso atrajo la mirada de las disqueras y captó la atención de un par de personajes clave en su infancia: David Grohl y Krist Novoselic, de Nirvana. Cuando St. Vincent ya tenía siete años de carrera, en 2014, la banda grunge ingresó al Salón de la Fama del Rock And Roll , y los músicos la invitaron a suplir a Kurt Cobain (quien se suicidó 20 años antes) en su presentación.

St. Vincent
St. Vincent

“Si alguien me hubiera dicho que iba a tocar ‘Lithium’, de Nirvana , con miembros del grupo y en un evento así, no lo hubiera creído. Fue un honor increíble conocer a David y Krist, aunque lo más fuerte fue darme cuenta del deseo inmenso que tenía de que Kurt estuviera vivo”.

Aunque su ídolo ya no esté, su música y legado le ayudaron a saber hacia dónde dirigir su carrera. Hasta ahora, St. Vincent ha lanzado seis discos, todos hechos bajo la misma regla: no hablar de amor, ya que muchos cantantes van sobre dicha línea, por lo cual prefiere referirse a la muerte y al desamor en sus canciones.

Uno no puede subirse al camión de St. Vincent sin pensar en el arte, un elemento básico en sus shows. Uno de sus trabajos más destacables es el espectáculo “Fear the Future”, su tour actual, que en gran parte está basado en el ballet de Stravinsky. “No considero los diferentes tipos de arte como algo individual; el baile, la música, la pintura y demás son uno mismo, un todo que debe juntarse para hacer algo increíble”.

Este arte tan mencionado en su discurso le otorgó el apodo de “la David Bowie femenina” y aunque reconoce el camino que le falta por recorrer, también es consciente de su potencial. “Bowie es lo mejor, es el rey eterno. Es un artista clave que supo conjuntar cada aspecto del negocio y supo cómo trascender. Más que un honor, ser comparada con él es un reto para hacerle honor a ese apodo”.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad