Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Henry Cavill habla, en exclusiva, sobre 'Mission: Impossible - Fallout'

Henry Cavill ha sido considerado como el hombre más guapo del mundo, ha encarnado a Superman en Man Of Steel y Justice League ahora tiene el rol antagónico de Mission: Impossible, Fallout.
Henry Cavill
Entrevista exclusiva con Life and Style

Ojos azules, quijada poderosa, musculatura imponente… Para muchos, tener este físico sería un don; para otros, un lastre. Para Henry Cavill , ni una ni otra; simplemente lo deja ser.

A sus 35 años, británico ya ha ocupado espectaculares, marquesinas, portadas de revistas porque es el “Hombre de Acero”, es Superman en las nuevas cintas del universo DC y cualquiera pensaría que eso le traería una especie de estigma.

También destacó como Charles Brando, en la serie The Tudors, y más aún ahora es August Walker, el antagonista de Mission: Impossible, Fallout . Todos sus personajes son disímiles entre sí, pero siempre con esta aura de galante. ¿Será entonces que lo habrán encasillado por su apariencia?

“No, no lo creo. Me considero bastante afortunado de haber conseguido los personajes que he interpretado, los he disfrutado enormemente. No he luchado por no ser encasillado porque los personajes que interpreto me han gustado”, señala en entrevista.

Pero, ¿en verdad tener 1.85 metros de altura esculpidos con jiu-jitsu o tras ser la imagen de la fragancia Dunhill no representa una ventaja? El mismo histrión lo pone en duda.

Tendrás que preguntarle a los muchos directores de casting que me han rechazado a lo largo de los años. Tal vez sí ha pasado, no sé. Tal vez han estado buscando a alguien que no luzca como yo; pero honestamente no sé la respuesta: no es como que alguien alguna vez me haya llamado para decirme: 'No, Henry, tu apariencia es muy buena, no te vas a quedar con el personaje'”, dice en medio de risas.

Publicidad

Más claro tiene, en cambio, su amor por la actuación, ese que le impide pensar en ambiciones y que sólo concentrado en las historias que puede contar.

Henry Cavill
Henry Cavill da vida al agente August Walker.

“Honestamente, sé que es trillado, pero sólo quiero contar buenas historias. Estoy buscando personajes y películas que me digan algo en términos personales, con las que conecte, que me emocionen al saber que voy a contar esa historia que a mí me gustaría vivir de verdad. Y eso me da un rango muy grande: desde algo muy emocional como un drama hasta algo de acción”, explica.

Y así es como llegó a encarnar al villano que probablemente sea el más difícil que haya enfrentado Ethan Hunt, personaje encarnado desde 1996 por Tom Cruise .
Para este, incluso se desprendió de sus tonificados brazos, de ese semblante entre confundido y analítico que apareció en Man Of Steel (20013), Batman v Superman: Dawn of Justice (2016) y Justice League (2017).

“No requirió digamos que una exigencia física en términos de estética física, como pasó con mi personaje en Superman, para el que tenía verme muy fuerte y marcado. Este fue demandante en términos físicos porque había muchos stunts, cosas que me exigían físicamente pero no en términos de sólo tener un seis por ciento de grasa en el cuerpo”.

Pero lejos de molestarlo, Henry asegura que el cambio supuso un cambio a su carrera, algo nuevo que lo refresca.
“En esta película interpreto al antagonista, August Walker. Él es interesante porque en su filosofía busca el bien común para el mundo, pero se enfrenta con Ethan Hunt y fue divertido no ser el protagonista esta vez. En realidad lo disfruté mucho porque pude encarnar diferentes emociones que son bastante ajenas a la que interpretaba en Superman”.

Un hombre r

ecompensado

Henry Cavill se sincera: no tiene claro en qué momento decidió ser actor, pero algo tuvo que ver el hecho de meterse en personajes. “Recuerdo que estuve en un internado cuando empecé a hacer obras en la escuela me di cuenta que era algo que en realidad disfrutaba. Ahí comencé a preguntarme si podía hacer una carrera de eso que me gustaba”, evoca.

Sobre es parte de su juventud, algunos perfiles, incluido el de IMDB , aseguran que Henry no tenía la figura de ahora e incluso era apodado “Fat Cavill” y que fue gracias a The Count of Montecristo (2002) que tuvo que bajar de peso.

“Tuve la fortuna de que me eligieran para estar en el The Count of Montecristo y sí he creído que he tenido momentos de mucha suerte, pero creo que fue desde muy joven me di cuenta que lo deseaba y me siento muy afortunado de seguirlo haciendo”, se limita el histrión.

Henry Cavill
null

Si algo cambió dentro de él con esa cinta y acondicionamiento, sólo el lo sabrá, lo que es un hecho es que luego le vino el amor por el jiu-jitsu y el rugby, deporte que incluso llegó a practicar. ¿Lo raro? El futbol no figura en su vida.

No crecí viendo futbol, mi familia era aficionada al rugby y honestamente no tenido la oportunidad de seguir la trayectoria de ningún equipo… de hecho tampoco tengo mucho tiempo para seguir a mi equipo de rugby. El futbol para mí nunca ha sido una parte importante de mi vida, pero sé reconocer la belleza de ese juego, sé que los futbolistas son personas dedicadas y habilidosas”.

Curiosamente, y aunque no lo nota, hay una sumilitud entre los atletas a los que describe y él mismo, quien también es dedicado y habilidoso, aunque en otro ámbito.

“Lo hago porque me encanta contar historias. Es muy divertido y, además, este trabajo me ha llevado a conocer el mundo y conocer a nuevas personas y trabajan con grandes artistas”.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad