Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La descabellada rutina de Mark Wahlberg para tener un buen cuerpo

El actor dedica mucho tiempo al bienestar físico y mental, arrancando a las 2:30 y terminando a las 19:30 horas.
Mark Wahlberg
Mark Wahlberg en la premier londinense de Daddy's Home en Vue West End, en 2015

El martes, Mark Wahlberg contestó algunas preguntas del público en Instagram Stories, en las que reveló, entre otras cosas, su rutina diaria de ejercicio, que usualmente comienza a las 2:30 de la madrugada.

Luego de despertar, el actor se toma unos minutos para rezar a las 2:45 y luego desayunar a eso de las 3:15 de la mañana. Sí, estás leyendo las horas correctas, no se trata de un error.

Pero lo que hay para resaltar, además de la desmañanada, es la rigurosidad con la que sigue su plan. De hecho, según el portal Page Six, Wahlberg asiste al gimnasio Equinox, que abre exclusivamente para él, en punto de las 3:45; sin embargo, cuando se ejercita en casa, inicia 3:40.

A esto le sigue una comida, bañarse y un rato para jugar golf. Pero todo este esfuerzo merece un tiempo de restauración, algo que Mark hace en una cabina de crioterapia durante una hora.

Publicidad

En esta terapia se aplica frío sobre el organismo, que sirve como antiinflamatorio, además de ayudar a la circulación correcta de la sangre. “Es perfecto para recuperarse, quita la inflamación de tu cuerpo y es más sencillo dormir”, dijo el protagonista de Ted en Ellen DeGeneres.

Por supuesto, el actor no deja de pasar tiempo con su familia , o de hacer las tareas típicas de un padre como lo sería ir por sus hijos a la escuela. Pero claro, siempre con la misma exactitud que con el resto de sus actividades.

Publicidad

El resto del día lo pasa entre llamadas de trabajo, juntas y claro, una segunda sesión de entrenamiento a lado de Brian Nguyen, Bo Cleary, Lawrence Duran a quienes llama el “club de las 4 de la mañana”.

Para cerrar, cuando alguna premiación o evento especial no interviene en el calendario, se va a dormir a las 19:30…algo que, probablemente, muchos deberíamos intentar para no quedarnos dormidos detrás del volante.

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad