Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rami Malek revela detalles sobre su papel como Freddie Mercury

El actor, protagonista de 'Mr. Robot', charló, en exclusiva, y reveló los detalles detrás de 'Bohemian Rhapsody'
Bohemian Rhapsody
Rami Malek en 'Bohemian Rhapsody'

Rami Malek soñaba con interpretar a Freddie Mercury desde hace 10 años. Cuando lo escogieron para el papel, decidió que su misión sería retratar la esencia de una leyenda del rock que rompió paradigmas y tabúes. El actor de Mr. Robot habla, en exclusiva, sobre la experiencia de convertirse en el cantante de Queen en Bohemian Rhapsody , una de las películas más exitosas del año.

Malek considera que, en su debida proporción, presentarse ante miles de fans en un estadio no es tan diferente a conmover a los espectadores dentro de una sala de cine. Desde ambos escenarios se puede dar un discurso y conectar. Eso es lo que lo mantiene en el negocio de contar historias. “Compartir este tipo de humanidad a gente tan distinta y vivir muchas vidas es una forma muy interesante de andar por la vida. Además, puedes ganar dinero mientras lo haces”, dice en tono de broma, pues confiesa que usa el humor porque le ayuda a entender lo que está viviendo.

Desde 2004, cuando comenzó su carrera, ha aparecido en más de 30 producciones, incluida el éxito Mr. Robot , serie que también produce y en la que interpreta a un hacker con problemas de adicción y una visión antisistema. “Algunas veces puede ser un poco tortuoso eso de ir saltando entre producciones y aterrizar en una que te catapulte, para luego buscar algo que te absuelva completamente de ciertas cosas. O, simplemente, deshacerte de eso llega a ser un shock. Son situaciones a las que aún no estoy totalmente acostumbrado”, explica.

Publicidad

Algo parecido le sucedió con el personaje de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody: se metió tanto en él que resultó un esfuerzo titánico, lleno de reflexión, investigación y, por supuesto, labor dancística y vocal . Antes de ver cualquier video, se encargó de crear lo que llama una “semblanza de entendimiento”, para luego cristalizarla en el trabajo físico. Esta construcción mental, asegura, respondía desde preguntas y dudas sobre pequeños gestos hasta cuestiones existenciales:¿cómo se sentaría Mercury en una silla?, ¿cómo caminaría por un salón? y ¿cómo se acercaría a alguien con quien no querría hablar?

“Empecé a estudiarlo de esa manera, más que verlo a él, volteé a ver a la gente que él veía hacia arriba, figuras como Mick Jagger, David Bowie , Aretha Franklin, Michael Jackson, a quienes admiraba por su trabajo aun cuando era muy joven. No diría que quería reproducirlo, pero sí emularlo de cualquier manera, quería entender cómo se movía, por qué se conducía de esa forma. Así que preferí ir con un coach de movimiento en lugar de un coreógrafo”. Trabajó con Polly Bennett y la maquillista Jan Sewell, quien hizo el makeup de Eddie Redmayne en The Danish Girl (2015) y The Theory of Everything (2014). “No usé un coreógrafo porque el mismo Freddie dijo que él no era un bailarín. Creo que lo que lo volvía magnético es que conectaba con la audiencia moviéndose con ella. Te daba la impresión de que hacía contacto visual con cada una de las personas que lo veían en los estadios, que eran miles”.

También tuvo que emplear una prótesis dental y, de hecho, la utilizó mucho antes de saber que sería el protagonista de Bohemian Rhapsody, dirigida por Bryan Singer y coprotagonizada por Joseph Mazzello (John Deacon), Gwilym Lee ( Brian May ), Ben Hardy (Roger Taylor) y Lucy Boynton (Mary Austin, la pareja y amiga más importante de Mercury).

Rami trabajó en la película Papillon (2017), mientras pensaba en la posibilidad de conseguir su gran papel. Ahí pidió al equipo de producción de arte que le hicieran la prótesis dental que se ponía todos los días al terminar el rodaje. Éste fue uno de los muchos compromisos que hizo consigo mismo y, de forma indirecta, con Queen.

La inmersión en el personaje fue tal que, confiesa, hubo momentos en los que su mente seguía funcionando como la del intérprete de “I Want To Break Free”. “Como actor, a veces dices: ‘Quisiera perderme dentro de este personaje’. Pero con algunos otros, por las noches quisieras tomar un baño para lavártelo. Con Mercury , ¿qué mejor día podías tener que tratar de emular a semejante ser humano divertido, salvaje, audaz y hermoso? Aparte de eso, rodeado por británicos, cuando empiezas a hacer un acento británico es un poco difícil. Así que siempre trataba de liberarme de eso, pero hay veces que estás en el set y te encuentras diciendo ‘a cup of tea’”, explica con acento londinense y gesticulando con exageración.

Aunque vivió 10 años con la idea fija de interpretar al vocalista de Queen —ése fue el tiempo que tardó en realizarse la película tras escribirse el guión— y aun cuando retrató su ascenso y su declive, la noche que salió del clóset y el momento en que anunció a su banda que tenía VIH; si bien imitó su baile y ahora él parece estar cerca de tocar la joya de la corona por su interpretación, Malek es humilde y da muestras de ser sólo un actor al servicio de la trama. “Sólo hay un Freddie Mercury. Lo único que puedo esperar es crear una esencia de él”, dice, ahora con tono californiano.

Porque es cierto que, tras la vorágine, podría quedarse con un acento extraño o, tal vez, sentir que ya está en el trono. Sin embargo, a pesar de que Rami parece el primero en la línea de sucesión, él insiste que su carrera avanza poco a poco.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad