Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Razones por las que Pearl Jam es mucho mejor que Nirvana

Ambos son de Seattle, ambos definieron el sonido del grunge, pero aceptémoslo: Vedder es mejor que Cobain.
Pearl Jam
Eddie Vedder con Pearl Jam

Si tuviste la fortuna de crecer en los noventa es muy probable que te haya tocado vivir una de las épocas más gloriosas de la música —y también de las más bizarras—. Teníamos de todo, desde la locura adolescente reflejada en Backstreet Boys , pasando por Britney Spears , Spice Girls y la música dance, hasta el otro lado del espectro donde bandas nacidas en Seattle dieron a toda una generación las camisas de franela y una identidad totalmente alejada del mainstream.

Dentro de ese nuevo fenómeno llamado grunge pronto se hicieron varios nombres que comenzaron a sonar con todo con bandas como Stone Temple Pilots, Alice in Chains y Soundgarden. Pero hubo dos grupos que absorbieron los reflectores: Nirvana y Pearl Jam y como pasa en cualquier sociedad, pronto se formaron los #TeamKurt y #TeamEddie que peleaban por establecer qué banda era mejor. Fue el propio Kurt quién acrecentó la división al declarar que la música de Vedder y compañía era “una banda de rock seguro… que a todo el mundo le gusta”.

Casi tres décadas después tenemos la respuesta al dilema de una generación: Pearl Jam siempre fue mejor. Acá los argumentos que me permiten aseverar tal enunciado.

Pearl Jam (Foto: David Clinch)
Pearl Jam (Foto: David Clinch)

Nevermind y Ten

Publicidad

Ambos fueron lanzados en 1991 y cambiaron la historia de la música para siempre. Nevermind colocó más canciones en la lista Billboard que Ten y vendió mucho más copias. Sí, la portada de Nirvana llamaba mucho más la atención que la de Pearl Jam y eso tuvo mucho que ver en el número de playeras que se vendían de ella. Sí H&M saca una camiseta del bebé desnudo en la alberca, es más probable que se vendan más que las de unas manos frente a un letrero hecho de madera. Desde los noventa, Nirvana era más cool que Pearl Jam pero sólo por moda, sin entender de qué iba la música.

El frontman

Hay una cosa que es innegable, el registro vocal y estilo que Eddie Vedder demostró desde el inicio supera en creces al de Kurt Cobain, por ello ha sido más copiado por bandas de todo tipo desde hace décadas (¡hola Creed!). Eso se llama influenciar, cosa que Cobain no logró tanto.

El siguiente lanzamiento de ambos fueron In Utero y Vs. El primero colocó "Heart-Shaped Box", "All Apologies" y "Rape Me" como sencillos en las listas mientras que el segundo lo hizo con “Go", "Daughter", "Animal" y "Dissident". En este, los críticos pudieron observar de qué estaba hecha cada banda y si bien los dos álbumes fueron recibidos con entusiasmo, es cierto que In Utero es un poco menor contra la perfección de Nevermind y lo disruptivo de Bleach. Cosa que no ocurre con Vs. ni Vitalogy.

Eddie Vedder (Foto: David Clinch)
Eddie Vedder (Foto: David Clinch)

Abril 1994

Podrías alegar que a Cobain le faltó tiempo para demostrar su madurez en los escenarios y para lanzar más discos, pues sólo pudieron sacar tres frente a la extensa discografía de Pearl Jam. Puede ser que tengas razón, pero la realidad es que el fatídico 1994 también sirvió para poner la rivalidad en perspectiva, ya que la banda de Vedder continuó siendo prolífica desde entonces (para muestra, canciones como “Better Man”, “Not for You”, “Given to Fly”,”Wishlist”, “Nothing As It Seems”,“Just Breathe” y “Sirens”).

Apoyo a causas sociales

De nuevo, a Kurt le faltó tiempo pero tampoco mostró mucho interés por adherirse a una causa social en su eclipsante carrera, a contrario que Vedder.

Exhibit A: si bien el Unplugged de Nirvana es memorable y una máquina del tiempo para muchos, lo que más recordamos son interpretaciones legendarias y el suéter de Cobain. En el caso de Pearl Jam, ya desde entonces, Vedder usó la plataforma para escribir en su antebrazo la palabra Pro-Choice durante su interpretación de “Porch” como una forma de mostrar su postura frente al aborto.

Tampoco hay que olvidar el boicot que hace 20 años Pearl Jam le hizo a Ticketmaster que terminó en los juzgados por las prácticas sospechosas sobre los precios y comisiones en la venta de boletos. Al final hicieron las paces con una alianza con Live Nation y Ticketmaster para competir por un contrato para remodelar y renovar la KeyArena de Seattle.

Por último, en verano de este año, Pearl Jam realizó dos conciertos en Seattle llamados The Home Shows cuya recaudación se destinó para ayudar a las miles de personas que viven en situación de calle en su ciudad natal. Después de liderar un movimiento en el que varios negocios de la ciudad se les unieron para apoyarlos, a la fecha han reunido 11.5 millones de dólares.

Pearl Jam gana.

Pearl Jam (Foto: David Clinch)
Pearl Jam (Foto: David Clinch)

Newsletter

Has quedado suscrito al newsletter

Publicidad
Publicidad