Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestras Historias

Publicidad

Lecciones de vida que nos dio Dolores O'Riordan en sus canciones

A un año de su muerte, recordamos las mejores, y más dolorosas, canciones de The Cranberries.

Tras su debut oficial en 1992, la banda irlandesa The Cranberries pronto se ubicó en el gusto de los jóvenes gracias al sonido crudo de las guitarras y los paisajes auditivos de dream pop –herencia de The Smiths reforzada por la dulce voz de O’Riordan–.

Las canciones, combinadas con letras melancólicas –co-escritas por Dolores O’Riordan y Noel Hogan– pero de un profundo sentido romántico y social, cargadas de experiencias personales, también influyeron para que la banda se hiciera de seguidores y su éxito trascendiera su disco debut: Everybody Else Is Doing It, So Why Can't We?

Hoy, a un año de la partida de Dolores O’Riordan , recordamos a la cantante irlandesa que con algunas canciones –con letras emblemáticas–, que a más de uno le hicieron un nudo en la garganta.

Publicidad

When You’re Gone

Las ausencias siempre pegan, especialmente en la vida diaria. Sobre todo si es la de la persona amada, un sentimiento que Dolores O'Riordan supo reflejar en esta canción de To The Faithful Departed, tercer disco de estudio de The Cranberries.

Momento más triste: And in the night I could be helpless / I could be lonely, slipping without you / And in the day, everything's complex / There's nothing simple when I'm not around you

Can’t Be With You

No importa la edad que tengas o que tan maduro seas. Darte cuenta de que el amor y el cariño –ni siquiera la voluntad o el deseo–, bastan para estar con una persona te convierte instantáneamente en un niño. A ese sentimiento universal apeló The Cranberries en el sencillo, atinadamente estrenado, el 14 de febrero de 1995.

Para soltar la lágrima traicionera: Thinking back on how things were / And on how we loved so well / I wanted to be the mother of your child / And now it's just farewell

Go Your Own Way

Original de Fleetwood Mac, esta increíble versión cortesía de Dolores y compañía, nos recuerda que el corazón manda y a pesar de que uno quiera no puede sacarse de la cabeza a esa persona aunque le digas: "¡vete al diablo!".

La letra plañidera: If I could / Maybe I'd give you my world / How can I / When you won't take it from me

No Need To Argue

Una poderosa melodía fúnebre que recuerda el fin de una relación. The Cranberries dan una cátedra de cómo dejar ir cuando llegaste al punto más bajo: cuando ya no hay necesidad de discutir; toma lo bueno, olvida los rencores y acepta que esa persona siempre será especial para ti.

Momento doloroso: But they say it will work out fine / Was it all a waste of time / 'Cause I knew, I knew / I'd lose you / You'll always be special to me / Special to me, to me

Linger

Muy a nuestro pesar, siempre habrá una persona que –sin importar lo que haga o la falta de interés que muestre–, nos tendrá comiendo de la palma de su mano. Un himno al amor no correspondido y a lo jodido que es enamorarse de una persona a la que no le importas, algo que Dolores O'Riordan conoció tras su primer beso –experiencia en la que se basó para componer esta canción–.

Momento triste: But I'm in so deep / You know I'm such a fool for you / You've got me wrapped around your finger / Do you have to let it linger? / Do you have to, do you have to, do you have to let it linger?


Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad